Saltar al contenido

Revisiones visuales a partir de los 40 años

31/12/2019

Cumplir años nos hace adquirir sabiduría, pero también nos hace confiarnos e ignorar ciertos síntomas que no nos parecen graves. A nuestro alrededor vemos que hay personas que comienzan a utilizar gafas, ya no ven bien, tienen la vista cansada. Y nosotros alargamos ese momento de ir a revisarnos por si nos ocurre lo mismo.

Pensamos que somos aún muy jóvenes o que estamos cansados o que por tener miopía no podemos sufrir de presbicia. Pero la realidad es que a partir de los 40 años comienza el proceso degenerativo del ojo. El ojo empieza a envejecer.

La presbicia, la patología que comienza en la edad adulta.

No podemos detener el tiempo. Tampoco podemos evitar envejecer. Lo que sí está en nuestra mano es entender qué ocurre cuando nos hacemos mayores, y estar alerta por si nos sucede algo que, a nuestro entender, está fuera de lo normal. 

La presbicia es una de las claves que nos da nuestro cuerpo de que algo está cambiando a partir de los 40-45 años. Cada persona es diferente, y puede que no a todo el mundo le ocurra, o no a la misma edad. 

Lo que sí sabemos es que la llamada presbicia o vista cansada suele aparecer cuando entramos en la cuarta década de nuestra vida. Empezaremos a notar que nos cuesta cada vez más enfocar cuando queremos leer, y alejamos el libro, pero, nada, seguimos sin ver del todo bien. Esto ocurre cuando el cristalino pierde flexibilidad. Cuando notemos que nos cuesta más ver de cerca, deberíamos hacernos una revisión ocular. 

Hay creencias que dicen que a las personas con miopía no les suele ocurrir, la realidad es muy diferente. Se trata de dos problemas muy frecuentes, la miopía es la dificultad para ver correctamente de lejos y la presbicia de cerca. Estas dos dificultades visuales pueden aparecer en la misma persona, sino que se tratará de una doble condición muy incómoda, que se puede corregir utilizando gafas graduadas progresivas o lentillas multifocales. 

La miopía suele aparecer a una edad muy temprana, y salvo que se corrija mediante una operación quirúrgica, es para toda la vida y, a menudo, va a más. Los primeros síntomas de la presbicia, por su parte, suelen aparecer, como ya hemos mencionado, a partir de los 40 años y, eso sí, salvo que nos sometamos a una operación, también es para toda la vida.

También te recomendamos leer:
¿Afectan las hormonas a la agudeza visual?

¿Qué más ocurre en nuestra vista a partir de los 40 años?

Las revisiones oculares son muy importantes: pueden detectar muchos síntomas difíciles de solucionar. Además de la presbicia, existen otros problemas asociados a la edad, tales como el ojo seco, el glaucoma o la retinopatía diabética en el caso de los diabéticos, entre otros. Afecciones graves e importantes para nuestra salud visual que no hay que ignorar.

No hay dos personas iguales, y eso lo sabemos en Medical Óptica Audición. Cada paciente necesita una atención personalizada, y es por eso que no todas las pruebas son iguales para todas las personas que vienen a realizarse un chequeo. Una revisión visual es mucho más que medir la graduación. Nuestro personal óptico-optometrista le realizará al paciente un completo y personalizado estudio de salud visual. 

¿Qué pruebas hacemos para asegurar la correcta salud visual?

Dependiendo de las patologías del paciente, exponemos a continuación algunas de las pruebas que le realizaríamos según su edad:

  • Niños/as (hasta 14 años): 
  • Retinoscopia: con esta prueba podemos saber la graduación objetiva.
  • MEM: mide la precisión del ojo para enfocar un objeto.
  • Luces Worth: mide la capacidad que tiene el cerebro de fusionar las dos imágenes de los dos ojos.
  • Stereopsis: verifica la facultad de ver en tres dimensiones.
  • Ishihara: mediante este test se mide la capacidad del ojo de ver y diferenciar colores.
  • Jóvenes: 
  • Topografía: se emplea para medir y conocer las características de la córnea.
  • ARN/ARP: mide la capacidad que tienen tus ojos de ver nítido de cerca.
  • Cover Test (Lejos y Cerca): nos ayuda a evaluar la presencia o no de estrabismo. 
  • Présbitas (de más de 40 años): 
  • Retinografía: nos ayuda a estudiar el fondo del ojo y detectar alteraciones en la retina, el nervio óptico o los vasos sanguíneos. 
  • Subjetivo de Cerca: medimos de manera exacta las dioptrías de miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.
  • Seniors ( más de 65 años): Además de pruebas como Retinografía o Subjetivo de Cerca:
  • Rejilla de Amsler, que nos ayuda a medir la calidad de visión. 

Pide cita previa ahora en nuestras tiendas de Medical Óptica Audición y te realizaremos una revisión completa gratuita.