Saltar al contenido

¿De qué están hechos los cristales de las gafas?

12/11/2019

¿Sabías que existen diferentes tipos de cristales según el defecto visual que padezcas? 

Cada persona es un mundo, al igual que sus necesidades diarias de visión. Por ello, según el uso que vayas a hacer de tus gafas, puedes acceder a diferentes tipos de cristales. De esta manera podrás ver correctamente en todo momento.

En primer lugar, es importante saber que cada tipo de problema visual, como puede ser la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía o la presbicia, necesita un tipo de cristal específico que corrija los defectos mencionados. Para ello, se deben tener en cuenta los materiales utilizados para su fabricación. Así como sus características ópticas y el foco.

Respecto a este último punto, debes saber que las gafas graduadas pueden ser de dos tipos: monofocales (cuando sus cristales tienen una distancia focal fija y se utilizan para solucionar un único problema) o multifocales.

A su vez, las gafas multifocales pueden ser de dos tipos:

  • Lentes bifocales: son los cristales que cuentan con dos secciones y ofrecen dos distancias focales. La de la parte superior permite ver bien de lejos y la de la parte inferior facilita la visión de cerca.
  • Lentes progresivas: tienen una apariencia homogénea. Estos cristales ofrecen un foco para ver bien de lejos en la parte superior, otro para la distancia media en el centro y otro para ver de cerca en la parte inferior.

Lo sorprendente de este tipo de cristales es que no es necesario cambiar de gafas para mirar a diferentes distancias. Aunque sí será necesario un periodo de adaptación para acostumbrarse a mirar por la parte del cristal adecuada.

Así están hechos los cristales de las gafas graduadas

Podríamos dividir los cristales utilizados para el diseño de gafas graduadas en dos grandes grupos: los cristales minerales y los cristales plásticos (donde diferenciamos entre la lente orgánica y la de policarbonato). Estas son sus características:

Cristales minerales

Hacen referencia a las lentes fabricadas en vidrio. En sus inicios, todos los cristales para gafas eran de este material.

Entre sus principales características destacan su mayor dureza y resistencia frente a los rayones y su mayor frente a los otros materiales (tienen más densidad). Sin embargo, son más frágiles y se rompen con mayor facilidad.

Cristales de plástico

En 1947 fueron introducidos en el mercado por primera vez los cristales de plástico liviano para gafas. Son lentes mucho más ligeras que las minerales.

Cristal orgánico:

Aunque son de un material duro, su superficie es blanda. Tienen poca densidad, lo que hace que se rayen con facilidad. Poner un tratamiento endurecedor puede ser una solución a este problema.

Dada su eficacia y su menor costo frente a los cristales minerales, a día de hoy son el tipo de lente más vendida.

Cristal de policarbonato:

Aunque se vendan más que las lentes de vidrio, aún están por detrás del cristal orgánico. Se trata de una versión mejorada de este último. Son más resistentes (en torno a 12 veces más) y ligeras. Aun así, también se rayan con facilidad. Por lo que es frecuente endurecerlas con laca. También se le añaden aditivos que ayudan en su protección frente a radiación UV.

También te recomendamos leer:
¿Qué es la baja visión?

Comparándolo con el cristal orgánico, apreciamos que, al ser en torno a una tercera parte más ligero, se convierte en una opción más cómoda para el día a día. Además, es más delgado. Por lo que es ideal para gafas sin montura, ya que proporcionan una mayor estética.

Cómo identificar unos cristales de calidad

Por último, a la hora de elegir unas nuevas gafas, opta siempre por cristales de calidad. Utiliza todo el tiempo que necesites para verificarlo. Estos son los aspectos que debes tener en cuenta:

  • Incluir tratamientos en los cristales como el endurecido. Ayudará a que el cristal aguante más tiempo intacto. Por su parte, el antirreflejante te ayudará a eliminar los reflejos y mejorar la calidad de visión.
  • Los cristales orgánicos o minerales, además de ser más resistentes y ligeros, provienen de elementos naturales.
  • Si tus necesidades lo precisan, también puedes elegir cristales fotocromáticos. Este tipo de lentes se oscurecen con el sol. De esta manera, tendrías dos gafas en una: la graduada y la de sol.
  • Por último, es imprescindible que todas las gafas y monturas estén homologadas. Encontrarás la homologación con el sello «CE» en una patilla de la gafa.

Utilizar gafas es algo cada vez más común en niños de temprana edad. Los niños comienzan a utilizar gafas desde los 8 años, incluso antes. Esto es causado por los avances tecnológicos: videojuegos, televisores o móviles, entre otros. Lo que ocasiona problemas visuales. 

Un aspecto muy importante a la hora de elegir los cristales es la montura a la cual se los vas a colocar. No todos se pueden utilizar con la misma montura. Dependiendo de tu graduación, el cristal puede ser más grueso o más fino. E incluso hay algunas monturas que no aceptan cristales de ciertos grosores, o cuando la montura es al aire.

Es normal que al querer adquirir unas nuevas gafas te sientas perdido con respecto a la graduación de las mismas. Es algo diferente tener lentes con las que puedes ver de cerca y lejos. Además, se suele necesitar un poco más de tiempo para acostumbrarse. Aunque después de todo son de gran ayuda.

Elegir los cristales que más te convengan suele ser un poco complicado. Lo ideal es dirigirse a donde un profesional, quien se encargará de hacer dicho trabajo por ti. Muchas veces las lentes que nos gustan no son las que más nos conviene. Ya que entran factores como el problema visual a corregir, la graduación o tratamientos.

Te invitamos a acercarte a tu tienda Medical Óptica Audición más cercana. Donde podrás encontrar una amplia variedad de cristales para cuidar tu salud visual como te mereces.

También ponemos a tu disposición un chequeo completamente gratuito de tu sistema visual (excepto outlet) y auditivo. A través de una revisión completa podremos identificar cualquier tipo de problema o afección. Podrás escoger la hora y fecha que más te convenga. ¡Te esperamos!