Saltar al contenido

¿Qué determina el color de los ojos?

13/11/2019

¿Tienes el mismo color de ojos que tu padre? ¿Y que tu madre? Aunque puede que no sea ninguno de los dos casos. Existen múltiples investigaciones científicas que determinan que el color de nuestros ojos es algo hereditario. Sin embargo, cuando nacemos, la mayoría de los seres humanos tenemos los ojos de un color gris azulado. ¿A qué se debe esto?

Principalmente el color del iris de nuestros ojos está determinado por la cantidad y distribución de melanina que tenemos. Aunque el lipocromo y otros pigmentos también pueden tener influencia. En este sentido, a mayor presencia de melanina en el cuerpo, los ojos serán más oscuros. Y a menor presencia, los ojos serán más claros. Esto también pasa con los distintos tonos de piel y de cabello.

Cuando nacemos no tenemos nuestro color de ojos real.

El motivo de que cuando nacemos nuestros ojos sean de un color tan claro reside en que, cuando llegamos al mundo, la melanina (pigmento que da color a la piel, el pelo y los ojos) aún no está completamente depositada en el iris de nuestros ojos. O, al menos, todavía no se ha oscurecido con la exposición a la luz ultravioleta.

Entonces, ¿cuándo aparece el verdadero color de nuestros ojos? Con el paso del tiempo, se va determinando la calidad de melanina. El color de ojos definitivo se suele fijar a los 3 años de edad. Y a partir de ahí no tiende a cambiar. Si el iris de nuestros ojos contiene una gran cantidad de este pigmento, su color tenderá a ser marrón oscuro. Por el contrario, a menor cantidad de melanina nuestros ojos tendrán tonalidades más verdes, grises o marrones claras. Llegando a ser azules o grises claros en los casos de tener poca melanina.

¿Qué relación existe entre la genética y el color de nuestro iris?

Seguramente te suene familiar. ¿Te acuerdas de cuando diste genética en clase? ¿Qué ejemplo te mostraban? ¡Exacto! El del color de los ojos solía ser el más habitual. Mientras que los ojos marrones son de carácter más dominante, se dice que los ojos azules son más recesivos. Aunque no se manifiesten en la persona que los posee, sí que pueden aparecer en su descendencia. Sin embargo, la ciencia moderna demuestra que el color de los ojos no es algo tan simple.

En este sentido, entran en juego muchas más variables genéticas a la hora de determinar el color de ojos de tus hijos. Lo que la ciencia demuestra es que el resultado del color de los ojos no está únicamente determinado por la mezcla del color del iris de los padres. Ya que cada uno cuenta con dos genes distintos de por sí, que son los que establecen el color de su propio iris. ¿El resultado? Una batería de múltiples combinaciones. Algo así como una ruleta de la suerte. Lo que se resume en que dos padres que tengan ojos marrones, pueden tener hijos de ojos azules.

Entre los colores de ojos más habituales, más del 50% de la población mundial tiene los ojos marrones. El 10% los tiene azules. Únicamente entre el 2 y el 3% de la población mundial tiene los ojos verdes (la mayoría mujeres).

Más allá del marrón oscuro.

También te recomendamos leer:
Medical Óptica Audición y la salud visual en las escuelas rurales de Uganda

Si la estadística dice que más de la mitad de las personas tienen los ojos de color marrón, es normal que nos sigamos asombrando cuando vemos ojos de otro color. ¿Sabías que hay gente con ojos tricolor? Varios estudios afirman que hasta un 5% de la población a nivel mundial tienen los ojos de este tipo.

Pero más allá de los colores típicos, también encontramos, por ejemplo, el tono ámbar (color intermedio entre el marrón y avellana). Este color de ojos es un tono que va del amarillento al rojizo dorado, teniendo un tinte cobrizo. Esto se debe a la presencia del pigmento lipocromo. Entre el marrón y el verde tenemos el color de ojos avellana, que puede contener zonas castañas, ámbar o verde.

¡El color de tus ojos es único!

¿Sabías que el color de tus ojos es único? ¡Nadie tiene tú mismo patrón de iris! De hecho, si observas muy de cerca tus ojos verás que el iris no es de un color exacto. ¡Incluso puede ser diferente entre ambos!

Si quieres cuidar tu salud visual al completo, te invitamos a pedir una cita completamente gratuita en nuestras tiendas de Medical Óptica Audición. Donde realizaremos una revisión completa a tu vista. ¡Reserva ahora el día y hora que mejor te venga!

Si no te gusta el color de tus ojos puedes cambiarlo

La ciencia ha avanzado hasta el punto de que puedes de forma artificial cambiar el color de tus ojos. Sin importar cuál sea el color natural de los mismos. Si tienes algún déficit visual como: miopía, astigmatismo, hipermetropía o presbicia, entre otros podrás corregirlo cambiando tus ojos.

Con las lentillas de colores puedes tener el color de ojos que siempre has deseado, con una amplitud en la cantidad de colores a elegir. Va a variar la marca de las lentillas, la calidad, duración de la misma y la intensidad del color. Esta última va a ir de acuerdo a su color.

  • Marca: La marca para algunos puede ser muy importante. Estas varían por muchos factores y aunque existen unas mejores que otras, quienes adquieren lentillas eligen aquellas que tiene más utilidad y tiempo en el mercado.
  • Calidad: La calidad de las lentillas va en conjunto con la marca que adquieras. No todas son fabricadas con el mismo material. Que no sean de un material no influye en que sea de mala calidad. Estas varían de acuerdo al uso que les vayas a dar.
  • Duración: La duración varía de igual forma dependiendo del uso que se le vaya a dar a las mismas. Estas varían de uso mensual a uso diario.
  • Intensidad del color: Si dispones de un color de ojos oscuro es difícil que una lentilla normal de color azul haga que se vea creíble que son de dicho color. Sin embargo, existen marcas donde el color es más penetrante y le dan un toque adicional de credibilidad a la lentilla.