¿Qué es una lente polarizada y cómo identificarla en unas gafas?

Gafas con lentes polarizadas: qué son y cómo funcionan

¿Lentes polarizadas o no polarizadas? Esa es quizá una de las primeras preguntas a las que nos enfrentamos al adquirir unas gafas nuevas. De hecho, la de las lentes polarizadas es una decisión fundamental, por lo que hay que tener claro qué son, cuáles son sus ventajas y cuándo o a quién se recomienda su uso. ¡Descúbrelo a continuación!

¿Qué es la lente polarizada de unas gafas?

Al llegar los días de sol y el verano, las gafas se convierten en un accesorio imprescindible. Lo hacen no solo por su función estética, también por cuestiones prácticas, que tienen como objetivo principal el cuidado de la salud visual. 

En este contexto emergen las gafas de sol con lentes polarizadas que van ganando cada vez más protagonismo. Ahora bien, antes de entrar en definiciones precisas sobre qué es una lente polarizada, queremos trasladarte mentalmente a un día en el que el sol brilla con todo su esplendor. 

Ante situaciones así, en más de una ocasión, te habrás percatado de que la luz del sol no llega al ojo a través de una línea recta. Lo hace, más bien, desde todas las direcciones posibles. Hasta ahí todo normal, pero la luz del sol se vuelve especialmente “desagradable” al reflejarse en superficies planas, ya que ocasiona fatiga visual y deslumbramientos. En otras palabras, es un exceso de luz que quita visibilidad. 

La lente polarizada de unas gafas pretende atajar ese problema. Esto se debe a que una lente polarizada es una especie de filtro vertical que bloquea la luz del sol, la cual llega a los ojos de forma horizontal, como la que se refleja en el mar, nieve, carretera y asfalto. Al mismo tiempo, la lente polarizada permite el paso a la luz vertical que se puede aprovechar para ver claramente.

¿Qué diferencia hay entre las gafas con lente polarizada y no polarizada?

Como decíamos, las gafas con lente polarizada están diseñadas para paliar el deslumbramiento en superficies brillantes y reflectantes. Como si de una persiana se tratara, la lente polarizada filtra la luz ambiental al tiempo que bloquea la luz horizontal. 

Por su parte, las lentes no polarizadas simplemente ofrecen protección contra la luz del sol y de los daños que este puede ocasionar, lo que se denomina protección UV. Esto es, protegen la vista, pero permiten el paso de la luz ambiental y pueden darse deslumbramientos.

Puede parecer, a priori, que las gafas con lente polarizada son una mejor opción con respecto a las no polarizadas. Lo cierto es que ambas lentes protegen la salud de tus ojos y su elección dependerá, fundamentalmente, de la persona y del tipo de actividad para la que serán necesarias las gafas. 

También te recomendamos leer:
Cómo limpiarse los ojos correctamente: todo lo que necesitas saber

Ventajas de las gafas con lente polarizada

Al conducir, navegar en el mar o realizar deportes -como ciclismo, running, golf, etc.- que impliquen una exposición continuada al sol. Estas son algunas de las situaciones en las que puedes beneficiarte de las gafas con lente polarizada. 

Sin ninguna duda, las gafas con lentes polarizadas son muy recomendadas porque ofrecen a los usuarios distintas ventajas:

  • Evitan los deslumbramientos sobre la acera, los charcos, la carretera, el mar… Esto es, las lentes polarizadas minimizan los efectos negativos del reflejo de los rayos del sol sobre los objetos o superficies, sobre todo las más planas. 
  • En línea con el anterior punto, las gafas con lente polarizada brindan una mayor protección al conducir un coche o cualquier otro vehículo, dado que, al ofrecer protección frente a deslumbramientos, se puede visualizar mejor la vía. 
  • Reducen la fatiga visual, ocasionada, fundamentalmente, por los deslumbramientos y los reflejos. 
  • Mejoran la definición de los detalles, el contraste entre zonas más luminosas y sombrías, y enriquecen los colores. 

Por último, cabe mencionar que con las lentes polarizadas puede ser más complicado ver una pantalla (la del teléfono móvil, el GPS…), al contrario de lo que sucede con las gafas no polarizadas. Mientras que ambos tipos de lentes ofrecen una excelente protección solar. 

¿A quiénes se recomiendan las gafas con lente polarizada?

Como hemos visto, son muchos los beneficios que traen consigo las gafas con lente polarizada. Por este motivo, cada vez son más los usuarios que se decantan por este tipo de lentes. 

En este sentido, la principal ventaja de las gafas con lente polarizada es su capacidad de hacer una conducción más segura, al evitar los deslumbramientos, y por reducir la fatiga visual. Así pues, se recomienda utilizar gafas con lente polarizada a aquellas personas que conduzcan con frecuencia o que tengan contacto con el mar.  También están indicadas para deportes como el esquí, golf, running, ciclismo, así como deportes acuáticos. 

Asimismo, las gafas con lente polarizada están indicadas para los usuarios a los que les gustaría ver los colores más definidos. De hecho, las gafas de sol con lente polarizada son muy beneficiosas para las personas con ojos sensibles a la luz o para aquellas que se han sometido recientemente a una operación ocular. 

Encuentra las gafas con lente polarizada perfectas para ti

En definitiva, las gafas de sol con lentes polarizadas son la elección perfecta en la mayoría de casos. Ahora bien hay que tener en cuenta el uso que se les va a dar y, por si fuera poco, los filtros perfectos para esas situaciones: más claros u oscuros.

Difícil elección, ¿verdad? Te recomendamos que pruebes una gafa de sol polarizada y compares la diferencia por ti mismo. Pide cita en tu tienda más cercana y te asesoraremos sobre qué gafas de sol y tipos de lentes son las más indicadas para ti. 

4/5 - (2 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top