Saltar al contenido

Gafas de sol UV400: todo lo que debes saber

¿Qué son las gafas de sol con filtro UV400?

¿Sabías que, al igual que las cremas de sol, las gafas de sol también tienen una clasificación de protección UV? Tanto si la zona en la que vives es soleada o nublada, en cualquier momento del año y del día es fundamental proteger tus ojos con unas gafas de sol de calidad. 

Pero… cuando se trata de elegir la gafa adecuada ¿en qué debo fijarme? ¿En el color? ¿La marca? A continuación te contamos qué son las gafas de sol UV400 y por qué es importante conocer esta clasificación. ¡No te lo pierdas!

¿Qué son las gafas de sol UV400? 

Las gafas de sol UV400 tienen un filtro que bloquea cualquier rayo UV con una longitud de onda igual o menor a 400 nanómetros. Esto significa que las gafas de sol clasificadas con el distintivo UV400 tienen una protección de un 99 a un 100% frente a los nocivos rayos UVA, UVB y UVC. Esto es, los rayos ultravioleta, es decir, radiaciones electromagnéticas procedentes del sol. 

Si vas a comprarte unas gafas de sol y quieres asegurarte de que te ofrecerán una protección solar total, solo tienes que comprobar que tengan el distintivo UV400. Asimismo, otra buena opción para días en los que el sol sale y se oculta entre las nubes de forma intermitente son las gafas fotocromáticas

Cómo saber si las gafas de sol con filtro UV400 son homologadas 

Si vas a comprarte unas gafas de sol nuevas y no tienes claro que el filtro UV400 esté homologado, comprueba que la etiqueta tenga el logo de Conformidad Europea (CE), que certifica la calidad de los materiales y la autenticidad de la lente. Otro aspecto importante en el que fijarte es que el fabricante incluya sus sellos de calidad. 

¿Te cuesta diferenciar entre el logo de Conformidad Europea y el de China Export? No es de extrañar, los símbolos son casi idénticos.  A continuación te dejamos un vídeo que te ayudará a reconocer las diferencias entre ambas.

La mayoría de gafas de sol cuentan con una protección UV400, ya se trate de reconocidas marcas como Ray-Ban y Oakley, así como modelos más asequibles. Si te cuesta distinguir qué gafas de sol ofrecen esta protección, busca la etiqueta o marca “UV400” en la montura o pide ayuda a tu óptico. 

Y ante la duda, procura evitar comprar gafas de sol en chiringuitos de playa, mercadillos o sitios que no te generen demasiada confianza. Cuando se trata de tu salud ocular, no te la juegues y protege tu vista de imitaciones y productos de baja calidad. 

Ten en cuenta que los rayos UV son igual perjudiciales para los ojos como para la piel. Si te aplicas crema solar con factor de protección todos los días, cuida también de tus ojos con unas buenas gafas de sol cada vez que salgas al aire libre. 

¿Protegen más unas gafas oscuras que unas claras? 

Para entender esto, nos vamos a fijar en los filtros de luz. Ya hemos visto que todas las gafas de sol UV400 garantizan una protección total frente a los rayos ultravioleta que provienen del sol. Pero además de esta protección UV, existe un filtro que regula la cantidad de luz (y no la radiación) que pasa por la gafa. 

Su función es exclusivamente estética y para evitar molestias, ya que la luz que penetra ya está libre de rayos UV. 

Este filtro de luz se clasifica en 5 categorías: 

  • Categoría 0: la lente es incolora o tiene un color muy claro y deja pasar entre un 80-100% de la luz. 
  • Categoría 1: tienen un sombreado suave y filtran un poco más de luz que la categoría anterior. Están indicadas para días parcialmente nublados. Si te vas a exponer a una luz muy intensa, no se recomienda utilizar estas gafas, por las molestias al ojo. 
  • Categoría 2: su filtro y coloración es intermedia, con una lente medio oscura, adecuada para condiciones de luz medias. Sirve para momentos en los que hay bastante luz, pero sigue siendo insuficiente para una luz muy intensa. 
  • Categoría 3: son más oscuras y solo dejan pasar entre un 8-18% de la luz. Este filtro es más que suficiente para casos de luz intensa, como en primavera o verano. No está indicado para situaciones de condiciones de luz extremas o para conducción nocturna.  
  • Categoría 4: es la categoría más alta con las lentes más oscuras, diseñada para situaciones de exposición a la luz muy intensa, como pueden ser deportes de nieve o de montaña como el alpinismo, así como excursiones al desierto. Esta gafa no solo está pensada para zonas de mucha luz, sino que también protege en situaciones donde la luz se refleja mucho. No es una gafa de uso diario y no está permitido conducir con ellas
También te recomendamos leer:
Así puede afectar el embarazo a tu vista

En definitiva, el color de las gafas no tiene ninguna relación con los problemas visuales asociados a la exposición del ojo a los rayos UV del sol, pero sí incide en la visibilidad. Dependiendo del color de la gafa, la luz se filtrará más o menos. 

Asimismo, ten en cuenta que hay tonos que alteran la percepción de colores, importante en situaciones como la conducción, donde es fundamental distinguir bien las señales de tráfico y los elementos de la vía.  

A la hora de elegir, tanto si compras unas lentes más claras como más oscuras, cualquier gafa UV400 correctamente homologada que filtre el 99-100% de los rayos perjudiciales del sol, te ofrecerán la protección que necesitas para cuidar de tu salud visual.