Protección UV: ¿por qué necesitas gafas de sol todo el año?

Siempre nos han dicho que tomar el sol es bueno. Que el sol es fuente de vida y salud, y sin embargo, también puede llegar a ser un peligro, ya que la exposición al sol puede provocar envejecimiento prematuro, daños oculares y cáncer de piel

Bastan 10 minutos de exposición solar sin protección en verano y 30 en invierno (en un día nublado) para quemarnos y para que aparezcan daños oculares y cutáneos. Haga bueno o esté nublado, nieve o llueva, el sol nos acompaña todos los días de nuestra vida, por lo que es fundamental proteger nuestra piel y ojos durante todo el año, y no únicamente en los meses calurosos.

Para que cuides la salud de tu piel y tus ojos, a continuación te contamos por qué es necesario utilizar protección solar durante todo el año, así como los riesgos de no hacerlo.  

La importancia de una protección UV adecuada: qué pasa en otoño e invierno

En otoño e invierno, la temperatura baja por la inclinación de la Tierra y su alejamiento del Sol. Sin embargo, la relación entre la temperatura y los niveles de rayos UV es menor de lo que se cree. 

Que haga frío no significa que la intensidad de la radiación ultravioleta sea menor.

Es más, el Instituto Nacional de Cáncer recomienda utilizar crema solar, gafas de sol y limitar la exposición directa al sol durante las horas de máxima luz, de 10:00 a 16:00, durante todo el año, también en otoño e invierno. 

Cuando estés al aire libre, asegúrate de ponerte protector solar con un SPF de 30 o superior en las zonas descubiertas, como la cara y las orejas. Llevar gorra en otoño e invierno u orejeras es otra forma de proteger partes de la cara y las orejas de los dañinos rayos UV. 

Asimismo, recuerda utilizar gafas de sol con protección UV400 siempre que salgas a la calle o entres en contacto con la luz natural. Los problemas más comunes cuando no protegemos adecuadamente los ojos del sol son molestias y lesiones en la córnea y la superficie ocular, como el:

  • Pterigion
  • Pinguécula
  • Queratitis

Así como patologías degenerativas del ojo como

  • DMAE, degeneración macular asociada a la edad
  • Cataratas

Los 5 lugares-trampa en los que te quemas en verano sin darte cuenta

La luz solar es imprescindible para sintetizar la preciada vitamina D, que estimula la inmunidad y es fundamental para el estado de ánimo. Sin embargo, la fuerte radiación solar a la que nos exponemos en verano es muy nociva para nuestra piel y ojos

Aquí te desvelamos cuáles son las 5 trampas en las que puedes caer en verano, donde puede que pienses que estás a salvo pero en los que te quemarás igualmente

  • Bajo una sombrilla: si cuando vas a la playa o a un parque, llevas contigo una sombrilla bajo el brazo para protegerte de los rayos UV, tenemos malas noticias. La tela de la sombrilla únicamente filtra hasta un 50% de la radiación UV. Por eso, aunque estés en todo momento a la sombra de la sombrilla, es posible que te quemes. 
  • A través de la ropa: como lo oyes. En verano nos ponemos ropa más ligera y de colores claros pensando que estaremos más fresquitos. Nada más lejos de la realidad. Cuando más oscura y densa sea la tela de tu ropa, menos radiación UV podrá penetrar. Por eso los nómadas del desierto se visten con telas gruesas y oscuras. Para una máxima protección, utiliza un sombrero de ala ancha que proteja la cara, las orejas y la nuca. Evita los sombreros de paja o las pamelas de rafia con agujeros.
  • La ventanilla del coche: los cristales de un coche o una casa que son transparentes a la luz visible absorben casi todos los rayos UVB, pero no bloquean el paso de los rayos UVA. Esto puede comprobarse en los taxistas y camioneros veteranos, que tienen un brazo y un lado de la cara más envejecido que el otro. 
  • Bajo el agua: los rayos UV consiguen penetrar hasta 30 cm bajo la superficie del agua, por lo que, aunque la sensación térmica sea fresquita, al nadar seguimos estando expuestos a la radiación solar. 
  • Con unas gafas de sol no homologadas: las gafas de sol falsificadas no aportan protección UV y son más peligrosas que no llevar nada, porque el tinte de la lente provoca que la pupila se abra, dejando pasar una cantidad mayor de rayos UV al interior del ojo.
También te recomendamos leer:
Gafas de sol UV400: todo lo que debes saber

Cómo elegir unas gafas adecuadas con protección UV

Sabemos que la imagen es importante, pero cuando se trata de tu salud ocular, a la hora de elegir unas gafas de sol o graduadas adecuadas, procura no guiarte únicamente por parámetros estéticos o de confort. 

Cuando estés eligiendo unas gafas de sol:

  • Revisa que las gafas tengan el marcado ‘CE’, que significa que cumplen con todos los requisitos legales y de seguridad de la UE. Y ¡cuidado con las gafas de sol infantiles! Tanto las gafas de sol para niños como las de juguete tienen el marcado ‘CE’, pero solo las primeras tienen filtro protector. 
  • Como regla general, es importante que te fijes en la categoría del filtro y que compres en centros especializados y de confianza, en los que la lente cumple con la normativa vigente y garantiza una calidad adecuada y protección completa. Comprar en centros no especializados puede ser más perjudicial para los ojos que no usar ningún tipo de protección, ya que al no tener un filtro UV, el color oscuro de la lente hace que la pupila se dilate y deje pasar una mayor cantidad de radiación al ojo de la que pasaría sin utilizar ningún tipo de gafa. 

Para cuando hay menos sol y lleves tu gafa graduada:

  • Hay cristales para tus gafas graduadas con filtros novedosos que bloquean los rayos UV aunque no sean gafas de sol. De esta manera, podrás ir protegido frente a la radiación del sol todo el año, no solo cuando uses gafas de sol.

En Medical Óptica Audición puedes encontrar una amplia gama de productos de protección UV como gafas de sol para todo tipo de finalidades: conducción, deportes, actividades diarias, etc. ¡Encuentra aquí las tuyas o pide cita y pásate por tu centro más cercano!

3/5 - (5 votes)

6 thoughts on “Protección UV: ¿por qué necesitas gafas de sol todo el año?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top