Saltar al contenido

Productos antivaho para que no se empañen las gafas

Productos tratamiento antivaho

La mascarilla es el complemento de moda de 2020, aunque no es que ningún famoso la haya puesto de moda precisamente. Su obligatoriedad para intentar frenar o disminuir la transmisión del coronavirus supone un problema para los usuarios de gafas, que buscan la manera de evitar el tan molesto empañamiento. Trucos para evitar el vaho en las gafas hay muchos, aunque efectivos no tantos. Lo verdaderamente efectivo son los productos antivaho, que te presentamos a continuación.

Spray antivaho

Spray con tratamiento antivaho

Uno de los productos de los que seguramente hayas oído hablar en los últimos tiempos es del spray antivaho. En parte se debe a que muchas personas están recurriendo a sprays que anteriormente se usaban exclusivamente para la práctica de buceo o natación, para evitar el empañamiento de las gafas que se emplean en ambos deportes.

El spray antivaho tiene como principal ventaja el hecho de que se puede aplicar fácilmente en cualquier superficie, ya sea gafas de ver, de sol o incluso en pantallas de protección, de dispositivos electrónicos o incluso en la visera de un casco de moto. El tamaño habitual de estos sprays es de 30 ml, que ofrece hasta más de 300 usos, en función del tamaño de la superficie en el que se aplique.

Basta con pulverizar el líquido por cada lado y extenderlo con una gamuza para evitar el empañamiento durante 12 horas

La aplicación es sencilla, ya que basta con una pulsación por cada lado de las lentes para luego extender el líquido con un paño para gafas. La protección antiempañamiento puede durar hasta 12 horas e incluso es resistente a inmersiones en agua y salpicaduras. Por si te lo preguntas, la composición del líquido del spray es en su mayoría agua (98%), pero también tiene un 1,25% de polímero y un 0,75% de surfactantes.

Gamuzas antivaho

Gamuza para evitar el empañamiento de gafas

El spray no es la única alternativa para aplicar un tratamiento antivaho a unas gafas, también puedes encontrar gamuzas que consiguen el mismo objetivo. Aparentemente es una gamuza de gafas cualquiera, con su clásico color, tamaño y textura, pero al limpiar las gafas con ella lograrás evitar el empañamiento también por unas 12 horas.

También te recomendamos leer:
Cómo ponerse (y quitarse) lentillas fácilmente

Para que el tratamiento tenga la mayor efectividad posible, hay una serie de pasos que tendrás que seguir. El primer paso es limpiar las lentes con un producto limpiador y una gamuza normal y dejar secar. Tras ello ya puedes aplicar la gamuza antifog, pasándola por todos los rincones de la lente. Si te dejas alguno de ello sin alcanzar no te preocupes, porque puedes volver a pasar la gamuza sin problemas.

La gamuza antivaho es una solución sencilla frente al empañamiento, pero es imprescindible que la guardes siempre en su envoltorio

Aunque tenga aspecto de gamuza normal, no uses la gamuza antivaho como una gamuza normal para limpiar tus gafas, porque si la aplicas demasiadas ocasiones puedes acabar creando una película sobre las lentes que nuble la vista. Tampoco es necesario lavar esta gamuza, ya que perdería su efecto. Lo importante es que conserves la gamuza en su envoltorio, asegurándote así más de 300 usos.

Mascarillas, geles… todo lo necesario para combatir al coronavirus

Los productos antivaho pueden hacer tu vida más sencilla. Pero en la tienda online de Medical Óptica Audición tenemos más productos para combatir la pandemia hasta su ansiado final. Disponemos de gel hidroalcohólico en formato botella de 360 ml y mascarillas quirúrgicas desechables o mascarillas autofiltrantes, a precios muy por debajo de los máximos marcados por ley.

Dentro de nuestra sección de protección e higiene frente al COVID-19 también puedes encontrar distintos formatos de gafas de seguridad y los ya habituales protectores faciales. Además en nuestro blog te ayudamos a afrontar estos complicados tiempos. En este artículo puedes encontrar una serie de consejos para cuidar de tu vista en tiempos de pandemia.