Saltar al contenido

Por qué abrigar las orejas en otoño e invierno

06/11/2019

El otoño suele venir acompañado del descenso de las altas temperaturas a las que nos hemos acostumbrado durante el verano. Cambiamos el bañador por el pantalón largo, la camiseta sin mangas por el jersey y la gorra por el gorro. Abrigarnos correctamente se convierte en fundamental para cuidar nuestra salud. También la auditiva, pues la protección es clave para prevenir todo tipo de infecciones y molestias que puedan afectar a nuestro oído. Sobre todo pensando en los más pequeños.

¿Qué relación tiene coger frío con la otitis?

En primer lugar, la otitis se trata de una inflamación que sucede en el conducto auditivo. Con el frío, generamos mucosa. Y una generación excesiva de mucosidad puede dificultar la comunicación existente entre el conducto de la trompa de Eustaquio y la nariz. 

Es por ello, que cuando nuestro cuerpo se defiende de catarros o gripes, el exceso de mucosidad que se genera provoca una alteración en los conductos del oído y su ventilación. Pudiendo llegar a provocar otitis y otras infecciones auditivas. 

En este sentido, detectar el problema y tomar las soluciones adecuadas a tiempo se convierte en vital para tus oídos. No olvides realizarte revisiones auditivas periódicas.

Ante este tipo infecciones, catarros o gripes (sobre todo habituales con la llegada del mal tiempo), es muy importante:

  • No introducir objetos en los oídos. Ni tan siquiera los bastoncillos de algodón.
  • Secarse los oídos después del baño.
  • Si todavía quieres seguir nadando y estás acudiendo a la piscina, te recomendamos usar tapones. Así evitarás la humedad en el conducto auditivo.

¿Sabías que los niños y las personas mayores son los más propensos a sufrir infecciones de oído cuando llega el frío? Esto se debe a que sus respectivos sistemas inmunológicos son más sensibles a los cambios externos que en una persona de mediana edad.

Así puedes prevenir la otitis (y otras infecciones auditivas) en invierno

Prevenir la otitis y cuidar tu salud auditiva con la llegada del descenso de las temperaturas es muy fácil si sabes cómo. Anota estos consejos:

  • Empieza a usar gorros y orejeras cuando veas que se acerca el frío. Recuerda que las orejeras no solo sirven para proteger tus oídos del viento. Pues además, existen variedades que ayudan a reducir todo ruido que puede dañar tu audición. Estas no son recomendables solo en invierno. Sino que siempre que nos expongamos de forma continua a fuentes de ruido.
  • Tal y como comentábamos anteriormente, no es recomendable usar bastoncillos para limpiarse los oídos. Así lo aconsejan diversas instituciones y especialistas. En su lugar, lo más recomendable es el uso de un difusor de agua marina.
  • Es imprescindible secar bien los oídos después de cada ducha.
  • Si usas audífonos, prestarles especial atención: mantenlos limpios en todo momento y guárdalos correctamente en su sitio cuando no los uses para evitar el exceso de humedad.
  • Evita el tabaco y el alcohol para impedir una acumulación de mucosidad y un descenso en tus defensas. Ambos son principales desencadenantes de problemas auditivos.
  • Aliméntate bien y mantén hábitos de vida saludables. Te ayudarán a reforzar tu sistema inmunológico, evitando así padecer otitis cuidando tu salud auditiva. Por ejemplo, pescados como el salmón y el atún, tiene propiedades antiinflamatorias que fortalecen el oído interno gracias a su alta composición de Omega 3.
  • Si vas a realizar deporte, siempre puedes utilizar una banda para proteger tus orejas del sudor. Estas funcionan como un elemento anti-humedad y ayudan a proteger el micrófono del audífono del viento.

Cuida tus audífonos de la llegada del frío

¿Sabías que los meses con temperaturas más extremas, como lo son el verano y el invierno, son las fechas en las que se realizan más reparaciones de audífonos? Estos son algunos consejos para mantenerlos correctamente:

  • Lleva tu audífono a una revisión por un(a) profesional durante los meses otoñales. Es la forma más fiable de verificar que tu audífono sigue operativo.
  • Protégelo del frío. Por ejemplo con una bufanda, tus orejas. De esta manera, protegerás tu audífono de los cambios bruscos de temperatura.
  • Realiza periódicamente una limpieza de tu audífono. Especialmente en los meses de frío. 
  • Evita la condensación dentro de la prótesis auditiva. Para ello, es conveniente eliminar las humedades innecesarias con un deshumidificador. ¡Protege bien las pilas si quieres que te duren!
  • Si tienes gripe o catarro es conveniente realizar esta limpieza casi a diario. El exceso de cerumen y gérmenes formados en ese momento puede evitar que el dispositivo penetre correctamente. 

Por último, no dudes en visitar a tu médico especialista ante cualquier molestia en los oídos. Si quieres conocer las mejores opciones de protección auditiva, pide una cita completamente gratuita en nuestras tiendas de Medical Óptica Audición. Te ayudaremos a encontrar la opción ideal para tu caso. ¡Cuida tu salud auditiva!


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter