Saltar al contenido

Por qué te conviene usar gafas, aunque no tengas problemas de visión

29/06/2020
Gafas ocupacionales para proteger la vista de pantallas

¿Llevar gafas sin necesitarlas? En los últimos años ha crecido el uso de gafas como un complemento estético, sin que sus portadores tengan necesidad de llevarlas para corregir problemas visuales. Pero además de por moda, hay una razón de peso por la que deberías considerar utilizar unas gafas ocupacionales: el efecto de la luz azul.

Retrasar la aparición de presbicia está en tus manos

Los hábitos de las personas van evolucionando con el paso de los años, y eso se está haciendo notar cada vez más en la salud visual de la sociedad en general. ¿Cómo? Con la aparición cada vez más temprana de problemas visuales asociados a la edad, como en el caso de la presbicia.

La presbicia o vista cansada dificulta que nuestro ojo enfoque de cerca, por lo que es necesario el uso lentes progresivas. Pero al contrario que la miopía o el astigmatismo, la presbicia está asociada directamente a la edad, apareciendo normalmente entre los 40 y los 50 años, llegando incluso al 98% de la población en edades superiores a los 65 años.

Y todas las razones que apuntan a la aparición de presbicia en menores de 40 años van en la misma dirección, el uso continuado de pantallas. ¿Alguna vez te has parado a pensar cuántas horas pasas frente a una pantalla al cabo de un día? Suma ordenador si trabajas con él, el móvil que siempre va contigo y por supuesto, la tele. Si las cuentas son complicadas tranquilo, tenemos la respuesta: 11 horas al día.

Gafas ocupacionales para proteger tu vista de la luz azul

Esa luz azul a la que nos exponemos tantas horas a lo largo del día genera fatiga visual pero también esa aceleración en la aparición de defectos asociados generalmente a la edad. Por eso, aunque seas una persona emétrope, sin problemas visuales, es conveniente que uses unas gafas ocupacionales al menos durante tu jornada laboral.

También te recomendamos leer:
La importancia de hacer una revisión de ojos tras el verano

Las gafas ocupacionales, que cuentan con el aspecto de cualquier otra gafa, tienen como objetivo que tengas una visión perfecta a corta y media distancia, a la vez que con su filtro de luz azul evitan las consecuencias de una larga exposición a pantallas. Lo ideal sería utilizarlas durante todo el tiempo que uses pantallas. Pero si las usas al menos mientras trabajas, si lo haces frente a un ordenador, ya estarás evitando más de la mitad de tu exposición a la luz azul a lo largo del día.

Con el uso de unas gafas ocupacionales reducirás tu exposición a la luz azul, retrasando la aparición de problemas como la presbicia

Además es importante reseñar su diferencia respecto a las gafas de lectura, pensadas sólo para distancias cortas, mientras que las ocupacionales están orientadas a que tengas la mejor visión posible a una pantalla situada a menos de un metro, pero también a unos pocos metros, para que te puedas mover con ella sin problemas por una oficina o cualquier estancia cerrada.

También hay una diferencia importante con las gafas progresivas, y es que las progresivas permiten corregir problemas visuales en visiones a distintas distancias, algo que no ofrecen las ocupacionales. Igualmente, también se puede aplicar el filtro de luz azul a unas gafas progresivas, para protegerte del uso prologando de pantallas.

En Medical Óptica Audición contamos una selección de gafas ocupacionales en distintos colores, fabricadas en policarbonato para proporcionarte resistencia y ligereza a la vez. Además del tratamiento Azul Protect, nuestras gafas también cuenta con un tratamiento antirayaduras para protegerlas de golpes y caídas. Visita nuestra tienda online o una de nuestras tiendas físicas y te ayudaremos a elegir las gafas que mejor van contigo.