Consejos para adaptarte a tus nuevas gafas graduadas

Consejos para adaptarme rápido a mis gafas graduadas

Cuando nos compramos unas gafas graduadas nuevas, es importante conocer los mejores consejos para adaptarnos cuanto antes a ellas. Y es que hay veces que debido a cambios de graduación, o al cambio en el tipo de gafas, vamos a necesitar de un periodo de adaptación para ver de manera nítida y óptima. 

Adaptarse a unas nuevas gafas graduadas puede ser un proceso emocionante pero también desafiante. Para todos los que estáis dando vuestros primeros pasos en el mundo de las correcciones visuales o para los que estáis actualizando la prescripción, es fundamental conocer algunos consejos prácticos que faciliten esta adaptación.

En este artículo detallamos los diferentes tipos de gafas graduadas y consejos de cómo adaptarte a cada una de ellas, así como trucos para adaptarte de forma fácil y rápida a tus nuevas gafas.

¿Cómo adaptarte a tus gafas antifatiga?

La fatiga visual es un término que describe la sensación de cansancio o incomodidad en los ojos debido a un esfuerzo visual prolongado o intenso. Este tipo de fatiga ocular puede ser causado por actividades como leer durante largos períodos, trabajar frente a un ordenador, mirar pantallas digitales por mucho tiempo, conducir largas distancias, o incluso exponerse a condiciones de iluminación desfavorables.

Los síntomas comunes de la fatiga visual incluyen ojos secos, irritados o llorosos, visión borrosa, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz y dificultad para enfocar. Aunque generalmente no indica un problema ocular grave, la fatiga visual puede afectar significativamente a la comodidad y la productividad de una persona.

Las gafas graduadas con lentes antifatiga están diseñadas para evitar que tus ojos sufran de fatiga ocular. El periodo de adaptación a las gafas antifatiga es de unos 3 días si no las has utilizado con anterioridad, y de 1 a 3 días si ya eres usuario. Te dejamos una guía para poder conocer todos los consejos para poder adaptarte a tus nuevas gafas graduadas con antifatiga y unos consejos de mantenimiento para alargar la vida útil de la montura y de las propias lentes.

Cómo adaptarme a mis nuevas gafas graduadas

¿Cómo adaptarte a tus gafas monofocales?

Las gafas graduadas con lentes monofocales son aquellas que nos van a ayudar a corregir la visión a una distancia. Son las idóneas para corregir defectos visuales como la miopía, hipermetropía y astigmatismo

Al tener un solo foco son las que tienen un periodo de adaptación más corto y sencillo. Es común sentirse un poco extraño al usar gafas graduadas por primera vez, pero la visión se adapta a ellas en cuestión de minutos u horas.

Te dejamos una pequeña guía con algunos consejos para mantener tus gafas graduadas en perfecto estado y de todos los beneficios que podrás disfrutar solamente por ser Club Premium de Medical Óptica Audición (completamente gratuito).

¿Cómo adaptarte a tus gafas ocupacionales?

Las gafas graduadas con lentes ocupacionales corrigen la visión en 2 distancias ofreciendo un campo de visión amplio. Son idóneas para aquellos trabajos o tareas en las que necesitamos cambiar de manera habitual entre 2 distancias. Por ejemplo, en el trabajo, a la hora de estar con el ordenador, o mientras cocinamos.

El periodo de adaptación suele ser de unos 3 días si nunca has utilizado gafas ocupacionales, y de 1 a 3 días si ya eres usuario. Te dejamos una guía completa sobre consejos a la hora de utilizar este tipo de gafas graduadas y para conservar tus gafas en un estado óptimo.

¿Cómo adaptarte a tus gafas progresivas?

Las gafas graduadas progresivas son aquellas que nos permiten corregir la visión en 3 distancias (cerca, media y lejos). Se recomienda su uso para aquellas personas que tienen presbicia, un defecto visual muy común a partir de los 40 años de edad que suele afectar a las distancias de cerca e intermedia. 

El periodo de adaptación a este tipo de gafas graduadas es quizás el más largo, ya que se necesitan de 3 a 5 días si no has utilizado anteriormente gafas progresivas y entre 1 y 3 días si ya eres usuario. Te dejamos una guía para que puedas conocer los mejores consejos de adaptación a tus nuevas gafas y cómo poder mantenerlas en perfecto estado con unos sencillos pasos.

@medicalopticaaudicion Estos son algunos de los efectos que puedes experimentar cuando estrenas lentes graduadas 😱 ¡Cuéntanos! ¿Alguna vez los has sentido? 🗨️ #gafasgraduadas #lentes #saludvisual #efectos ♬ sonido original – Medical Óptica Audición

Otros trucos para facilitar la adaptación a tus nuevas gafas

Además de los diferentes tipos de gafas graduadas mencionadas anteriormente, hay otros factores a considerar para una adaptación exitosa a tus nuevas gafas. Aquí hay algunas sugerencias adicionales:

Usa tus gafas regularmente

También te recomendamos leer:
Lentillas para hacer deporte, ¿vale cualquier lentilla?

La consistencia es clave para adaptarte a tus nuevas gafas. Úsalas durante todo el día, especialmente en situaciones donde necesites una visión óptima, como al leer, trabajar frente al ordenador o conducir.

Sé paciente

Es normal que al principio te sientas incómodo o experimentes mareos con tus nuevas gafas. Dale tiempo a tus ojos y cerebro para adaptarse a la nueva corrección visual. Si persisten las molestias después de unos días, consulta a tu óptico u oftalmólogo.

Mantén tus gafas limpias

La suciedad y el polvo en las lentes pueden dificultar la visión y causar fatiga ocular. Limpia tus gafas regularmente con un paño suave y solución limpiadora para mantenerlas en óptimas condiciones.

Ajusta tu postura

Asegúrate de que tus gafas estén correctamente ajustadas para evitar molestias y garantizar una visión clara y cómoda. Si sientes que tus gafas están demasiado apretadas o sueltas, visita a tu óptico para realizar los ajustes necesarios.

Comunica cualquier problema

Si experimentas problemas persistentes de visión, mareos o malestar al usar tus nuevas gafas, no dudes en comunicárselo a tu óptico u oftalmólogo. Puede ser necesario ajustar la prescripción o hacer otros cambios para mejorar tu experiencia visual.

Descansa tus ojos

Si pasas mucho tiempo frente a pantallas digitales, recuerda hacer pausas periódicas para descansar tus ojos. Parpadea con frecuencia, mira hacia objetos distantes y haz ejercicios de relajación ocular para reducir la fatiga visual.

Con estos consejos y un poco de paciencia, deberías poder adaptarte rápidamente a tus nuevas gafas graduadas y disfrutar de una visión clara y cómoda en todas tus actividades diarias. Recuerda que la adaptación puede variar según cada persona, así que no te desanimes si toma un poco de tiempo encontrar la configuración perfecta para ti. Lo importante es cuidar tu salud visual y garantizar una visión óptima a largo plazo.

Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre tus gafas graduadas o tu salud visual en general, no dudes en consultar a un profesional de la salud ocular. En Medical Óptica Audición ofrecemos atención personalizada; pide cita a través de nuestra página web o acércate a tu centro más cercano. ¡Te esperamos!

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top