Saltar al contenido

8 millones de españoles no ven con claridad al volante

29/10/2019

Por tu propia seguridad, y de las personas que te rodean, conducir un vehículo exige poner los cinco sentidos en la carretera. Sin embargo, para muchas personas, bien sea para acudir a su puesto de trabajo o por motivos personales, utilizar el coche particular no es una opción, sino una necesidad. 

Jornadas interminables de trabajo, falta de sueño, cansancio físico… ¿Sabías que tres cuartas partes de las personas que conducen han padecido al menos un episodio de cansancio al volante? La fatiga al conducir es, de acuerdo con la DGT, responsable directa e indirecta de entre un 20% y un 30% de los accidentes de tráfico.

El cansancio puede tener consecuencias fatales en las personas que se encuentran al volante. En cambio, la mayoría de las personas no es capaz de identificar estos efectos a tiempo. Estas son algunas de las consecuencias de la fatiga al conducir:

  • Peores reflejos ante imprevistos.
  • Menos atención en la carretera y más posibilidades de distracción.
  • Lentitud en la ejecución de maniobras.
  • Peor percepción de la distancia y la velocidad.
  • Molestias físicas, como calambres, sequedad de ojos o tensión.

Para hacer frente a la fatiga al volante, es fundamental descansar regularmente y dormir lo suficiente. Asimismo, es conveniente evitar las comidas copiosas. En especial, no comer azúcar o grasas saturadas en la conducción, la ingesta de medicamentos y, por supuesto, el alcohol. 

El Ministerio de Fomento es quien define los valores de tiempo máximo en la conducción. Recomienda realizar una parada cada 2 horas o 200 kilómetros. Así como no conducir de noche y en días de excesivo calor. 

No obstante, existen algunos factores externos que pueden producir cansancio. Aunque están fuera del control de quien se encuentra al volante. Estos son algunos de ellos:

  • Embotellamientos; vías con tráfico denso y lento.
  • Mala ventilación en el vehículo.
  • Vías desconocidas, en mal estado o con muy mal tiempo.
  • Temperatura excesiva en el interior del coche. 
  • Vehículos poco ergonómicos. 

Uno de los motivos externos que más afecta a la fatiga es la conducción nocturna en general. Esto se ve agravado al contar con faros que iluminan deficientemente. Y es que, es crucial tener la capacidad de ver nítidamente la carretera, mucho más en situaciones de baja iluminación. De hecho, de acuerdo con el estudio Visión y Conducción, elaborado por Essilor en colaboración con la Fundación Española para la Seguridad Vial, 8 millones de personas no ven con claridad cuando están al volante. Más de 3.000 personas colaboraron en esta investigación, que se desarrolló en colaboración con las estaciones de servicio Cepsa. A las personas participantes se les evaluó en función de la agudeza visual, ametropía, campimetría y deslumbramiento. 

Bien sea por estética, por salud o por comodidad, muchas personas optan por llevar gafas de sol en la carretera. Pocas cosas son más molestas al volante que tener el sol de frente a primera hora de la mañana o al atardecer. De hecho, una mala protección ocular puede traer consigo, a largo plazo, enfermedades visuales como las cataratas. 

¿Cuáles son las mejores gafas para conducir?

Debido a la máxima reducción de los reflejos, mejores filtros ultravioleta y un contraste óptimo de la carretera, las gafas polarizadas son la mejor opción para proteger tu visión al volante. Este tipo de lentes cuentan con unos filtros específicos que absorben los destellos y dejan pasar el resto de la luz. 

¿Sabías que el uso de gafas de sol polarizadas puede reducir la frenada en hasta 7 metros si circulas a una media de 80 km/h? Este tipo de lentes reducen la fatiga ocular. Por lo que podrás concentrarte mejor al volante. 

Las gafas de sol polarizadas son adecuadas para personas que tengan una alta sensibilidad a la luz. El color de las lentes es importante. Así, las de color gris son adecuadas para la carretera y las de color naranja para vías con poca luz. Las gafas con lentes amarillentas son idóneas para evitar los deslumbramientos o conducir en días nubosos o con niebla. Eso sí, estas últimas, ¡guárdalas en la guantera si vas a conducir a pleno sol!

Las gafas de sol polarizadas están disponibles tanto para lentes progresivas como monofocales. Por su diseño legendario, las Ray-Ban Aviator son una de las monturas más elegidas para ponerse al volante. Cuentan con un estilo inconfundible.

No todo el mundo hace caso a las normas o recomendaciones que se les da por su seguridad y una mejor conducción. Muchos siguen conduciendo bajo efectos del alcohol, hablando por su teléfono móvil, sin el cinturón de seguridad, con un niño en la parte de delante del coche, sin las luces de alerta en buen estado, entre otros. 

Evitar accidentes es responsabilidad del conductor. Ya que se debe estar pendiente tanto una mejor atención en la vía como de todos los factores adicionales, como por ejemplo: la revisión periódica del coche y su mantenimiento. Esto puede terminar en quedarse sin frenos, falta de aceite, entre otros. Todo esto también puede ser causa de la fatiga. Porque, por estar cansado, no tener tiempo, mucho trabajo y algún otro elemento que se pueda sumar, limita el que se lleve el vehículo a una revisión.

La fatiga visual es la más importante, ya que si no ves con claridad el peligro aumenta. Existen lugares de mucha ayuda para aquellos que padecen de fatiga al volante constantemente. Podrás encontrar una gran variedad de gafas de sol, gafas de descanso y otro tipo de gafas en Medical Óptica Audición. Así podrás mejorar tu calidad visual a la hora de conducir.

Solicita ahora una cita previa en tu tienda Medical Óptica Audición más cercana. Te realizaremos una revisión completa para que puedas elegir las gafas que mejor se adaptan a tus necesidades de conducción. 


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter