Saltar al contenido

¿Cómo se gradúan unas gafas?

29/10/2019

La miopía es una de las alteraciones visuales que más afecta a la población, también conocida como visión corta. Las personas que la padecen ven nítidos los objetos cercanos, pero borrosos los que se encuentran lejos. Se trata de una patología hereditaria, causada por un crecimiento desmesurado del ojo.

Habitualmente, la miopía se detecta a partir de los 6 años. Pero puede empeorar gradualmente hasta que el globo ocular culmina su crecimiento. 

La miopía patológica se encuentra entre las primeras causas de ceguera. Así, incrementa el riesgo de padecer cataratas, desprendimiento de retina o glaucoma. La miopía pasa a ser patológica cuando se alcanzan las 6 u 8 dioptrías.

¿Tus hijas o hijos padecen miopía? 

Los principales síntomas son el dolor de cabeza o la fatiga visual. Además, si observas que se acercan mucho a los objetos para verlos bien o entornan los ojos para mirar las cosas que se encuentran lejos, es posible que padezcan esta afección ocular. 

De acuerdo con el informe Prevalencia de la miopía en los jóvenes en España, 2018, 6 de cada 10 jóvenes de entre 17 y 27 años son miopes en España. Además, entre las personas que son “nativas digitales”, es decir, que han empleado dispositivos electrónicos desde su nacimiento, la incidencia de la miopía es aún mayor. Es por eso que, las personas expertas, responsabilizan en parte al uso intensivo de pantallas del crecimiento de este defecto visual.

España no es una excepción. En los países desarrollados, el número de personas con miopía se ha duplicado en el último medio siglo. Así, algunas personas expertas ya consideran a esta patología como una “pandemia europea”.

En el caso de que observes alteraciones en la calidad de tu visión o percibas algunos de los síntomas de la miopía en alguien de tu entorno, es fundamental realizar una revisión óptica. Si eres una persona que no está lo suficientemente familiarizada con la salud visual o es tu primera vez, es posible que el informe oftalmológico te resulte algo críptico. Estas son las abreviaturas más habituales que te ayudarán a interpretarlo: 

  • AD: Adición
  • AO: Ambos ojos
  • AV: Agudeza visual
  • CIL: Cilindro
  • D o Dp: Dioptrías
  • ESF: Esfera
  • OD: Ojo derecho
  • OI: Ojo Izquierdo
  • VC/VP: Visión de cerca / próxima
  • VI: Visión intermedia
  • VL: Visión de lejos / lejana

La mayoría de los valores que verás en el informe de salud visual vendrán cuantificados en dioptrías (D o Dp), y se mide en bloques de 0,25. Se trata de la unidad con la que se cuantifica el grado de defecto óptico o error refractivo. 

Las personas con miopía pueden llegar a tener 25 dioptrías. Mientras que quienes padecen hipermetropía o astigmatismo, pueden llegar a tener como máximo 13. La presbicia, también conocida como vista cansada, puede aparecer a partir de los 40 años de edad. Esta afección ocular se corrige con lentes convergentes y pueden tener un máximo de 3 dioptrías.

Las dioptrías son importantes en la fabricación de las lentes para unas gafas o las lentillas, ya que indican la graduación que deberán tener. Si el número de dioptrías es bajo, la adaptación a las lentes será rápida, sea cual sea la afección que padezcas. Sin embargo, si cuentas con una alta graduación, es probable que tu cerebro tenga que adaptarse a los cambios ópticos. Por lo que el periodo de adecuación puede alargarse ligeramente. Es vital que, si pasados unos días, percibes visión borrosa, dolores de cabeza o mareos ocasionales, lo consultes con una persona especialista. Puesto que es posible que las lentes deban ser revisadas.

Estos son otros conceptos claves para comprender el informe oftalmológico:

  • La esfera indica las dioptrías necesarias para corregir la visión. Viene acompañada por un símbolo negativo (“-“) cuando se trata de miopía y uno positivo (“+”) cuando es hipermetropía. Cuanto más alto sea el número, mayor será la graduación de las lentes.
  • La adición muestra la corrección necesaria para ver bien de cerca. Si observas algún valor en este apartado, es probable que tus lentes necesiten ser graduadas, tanto para ver de cerca como para ver de lejos.
  • El cilindro indica el número de dioptrías necesarias para corregir el astigmatismo. El ángulo de curvatura del astigmatismo viene representado en grados en el apartado “Eje”.
  • Las lentes de prisma corrigen posibles desequilibrios musculares entre los ojos. La “base” indica el ángulo de desviación para su corrección.

Es crucial que las gafas o lentillas estén correctamente graduadas. En caso contrario, la persona que las lleve no podrá aprovechar todo su potencial visual. Además, llevar una graduación incorrecta afecta negativamente a la calidad de vida. Y es que está directamente relacionado con dolores de cabeza y de cuello, enrojecimiento de los ojos, mareos o visión doble.

Sólo un especialista en salud visual puede determinar si padeces de miopía u otras afecciones visuales, como el astigmatismo, la presbicia o la hipermetropía. Pide cita previa ahora en nuestras tiendas de Medical Óptica Audición y te realizaremos una revisión completa con la que detectar cualquier problema que pueda afectar a tu visión. 

Control de calidad

Cuentas con excelentes planes que te brindan beneficios a corto y largo plazo sobre su atención, productos y servicios. Esto quiere decir que, al contratar sus servicios, te brindan la posibilidad de tener un seguimiento durante un periodo de tiempo prolongado a no más de un año, el cual te beneficiará de múltiples formas, estas son:

  • Te ofrecemos una sesión de diagnóstico completo y gran variedad en recomendaciones junto a un grupo de profesionales.
  • Dependiendo del problema visual que presentes te realizaremos un examen visual específico.
  • Se te ofrecerá un tratamiento personalizado, indicando hábitos de vida importantes para mantener una excelente visibilidad.
  • Si al final no se desea realizar el tratamiento con Medical Óptica Audición, de igual forma se te brindarán una serie de recomendaciones para evitar daños mayores con respecto a la enfermedad visual que presente.

Es importante destacar que existen muchos defectos visuales. Todas estas pueden ser tratadas si son descubiertas a tiempo, mucho más si se trata de un niño. La cantidad de tratamientos para las patologías visuales aumentan gracias a la ciencia. Antes solo se podían utilizar gafas para una número contado de patologías. Hoy en día se expande el uso de las lentillas por todas estas. Brindando una mayor comodidad al poder realizar las tareas diarias. 

Examinarse anualmente con un especialista siempre es importante cuando se trata de la salud visual. Constantemente se está expuesto a que la fórmula vaya avanzando o pueda presentar alguna otra anomalía. 


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter