Saltar al contenido

Sonidos relajantes para dormir

18/12/2019

¿Cuántas horas dormimos al día? ¿Son suficientes para afrontar un día con energía? Según la Fundación Nacional del Sueño el tiempo de sueño recomendado según las edades es:

  • Recién nacidos (0-3 meses): deben dormir entre 14-17 horas al día. Es aceptable que este tiempo pueda ser de 11 a 13 horas, no superando nunca las 18 horas de sueño.
  • Bebés (4-11 meses): Su tiempo de descanso oscila entre las 12 y 15 horas. No debiendo ser inferior a 11-13 horas, ni mayor de 16-18. 
  • Niños pequeños (1-2 años): no deberían dormir menos de 9 horas. Ni más de 15 o 16. 
  • Niños en edad preescolar (3-5 años): el tiempo ideal es de 10-13 horas. Pero no debe ser inferior a 7 ni superior a 12.
  • Niños en edad escolar (6-13 años): El tiempo de sueño necesario es de 9-11 horas
  • Adolescentes (14-17 años): Es apropiado que duerman de 8,5 a 10 horas al día. 
  • Adultos más jóvenes (18 a 25 años): su tiempo óptimo es de 7-9 horas al día.
  • Adultos (26-64 años):  De 7 a 9 horas es un rango de sueño recomendable.
  • Personas mayores (más de 65 años): lo más saludable es que el sueño ocupe 7-8 horas al día. Sin embargo, es bastante frecuente que en esta franja de edad las horas de sueño se vean considerablemente reducidas.

Dormir, y por tanto descansar todas las horas recomendadas, para muchos de nosotros puede llegar a ser muy complicado. Y es que el ritmo frenético de trabajo, estudios, familia, y un largo etcétera son factores que nos generan estrés. Ya está considerado como una de las grandes epidemias del siglo XXI.

Si al día siguiente queremos tener suficiente energía para afrontar responsabilidades, tenemos que conciliar el sueño. Para ello tenemos que procurar relajarnos. 

Una de las formas más sanas, y más recomendables para alcanzar ese estado de relax, es escuchar música. Pero no una música cualquiera, sino una música relajante que nos haga “dejarnos“ llevar y nos aparte, al menos durante unas horas, de ese estado de estrés y ansiedad en el que nos encontramos inmersos.

¿Cuál es la mejor música para dormir?

Al margen de los gustos y preferencias que tenemos cada uno, hay sonidos, melodías y músicas con las que es mucho más sencillo llegar a ese estado de relax que buscamos para conciliar el sueño.

Un ejemplo son los sonidos de la naturaleza. Crean un ambiente óptimo para ello. Sonidos agradables como ríos, olas o lluvia son un placer para nuestros oídos y sentidos, que hacen que poco a poco vayamos entrando en un estado de calma y paz. Provocando así un efecto narcótico en nuestra mente que nos ayuda a dejar de lado los problemas e inquietudes que tenemos a diario. Y haciendo que el cuerpo poco a poco se vaya ajustando a los ritmos. Permitiendo así conciliar el sueño.

La ciencia ha estudiado los efectos de cada sonido. Se han creado listas de música para encontrar rápido el sueño.

Hemos hablado de los sonidos de la naturaleza, la música infantil, las nanas e incluso la música clásica. Pero lo cierto es que hay otros estilos musicales que nos pueden ayudar no sólo a relajarnos, sino también a dormir más profundamente.

Es el caso del chillout electrónico, en el que buena parte se basa en el ritmo cardíaco. Éste consigue llevar tanto al cuerpo como a la mente a un estado propicio para alcanzar el sueño.

¿Os acordáis de la música del Monasterio de Silos?, o también conocida como música gregoriana o cantos gregorianos. Este tipo de canto llano y simple es un estupendo canal al descanso.

“La música binaural es música para escuchar con la cabeza y no con los oídos“

Es el caso de la música binaural también conocida como música 8D. Música que viaja de arriba abajo y de izquierda a derecha que hace que tengamos la sensación de estar escuchando en dos dimensiones. La música binaural u 8D es una combinación entre frecuencias de onda cerebrales con música de fondo. Se consigue llevar al oyente a un estado de conciencia alterada, meditativo o incluso a un estado de relajación profunda.

Este estilo musical pretende elevar la conciencia a otros estadios mediante la producción de notas musicales capaces de alterar las ondas cerebrales de nuestro organismo. Por lo tanto, cuando una persona escucha esta música es capaz de llegar con más facilidad a un estado de relajación y concentración.

Nuestras conclusiones: el día tiene ojos, pero la noche tiene oídos. 

Cada persona tiene sus preferencias y puede que haya sonidos o rutinas que ayuden más que otros a conciliar el sueño. 

Para descubrir cuál es la música que mejor se ajusta a nuestras necesidades, lo mejor es ir probando sonidos, géneros o melodías que ayuden a nuestro cuerpo y mente a relajarse. Es muy probable que al día siguiente lo agradezcamos.

La música siempre ha sido la eterna enemiga del insomnio. Pero prácticamente todo el mundo, y todas las culturas lo utilizan para dormir mejor.

Y para dormir bien y escuchar bien es necesario que cuidemos nuestros oídos. Para ello, no dudes en pedir cita en cualquiera de nuestros centros Medical Óptica Audición. Te realizaremos una revisión auditiva completa y gratuita.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter