Fotopsias: qué son y qué hacer cuando aparecen

Qué son las fotopsias y cómo actuar cuando aparecen

Las fotopsias son destellos, chispas o puntos de luz percibidos involuntariamente en el campo visual, que no provienen de ningún estímulo o fuente externa. Estos centelleos pueden llegar a verse incluso al cerrar los ojos o en la oscuridad, lo cual impide desempeñar las actividades cotidianas con normalidad.  

También pueden aparecer de forma intermitente o en un sólo ojo y resultan muy molestos. Pueden ser temporales, apareciendo y desapareciendo rápidamente, o darse durante días, semanas, o incluso, meses, aunque también pueden llegar a ser permanentes. A continuación, te contamos por qué aparecen y cómo actuar en caso de padecerlas. 

*Dato curioso: la palabra fotopsia está formada por la raíz griega phos o photos (luz) y opsis (acción del ojo), por lo que la traducción más cercana sería «trastorno de la visión que causa ver destellos de luz».

Principales causas: por qué llegan las fotopsias

En el argot médico, estos destellos de luz son comúnmente conocidos como fotopsias o fosfenos oculares. Por lo general, las fotopsias aparecen sin avisar, de forma totalmente imprevista, y pueden aumentar la intensidad o frecuencia, hasta el punto de que algunas personas ven las chispas de luz y centelleos sin interrupción.  

Aparecen tanto de día como de noche, con los ojos cerrados o abiertos, y se deben a que el movimiento del humor vítreo, que cubre gran parte del interior del globo ocular, ejerce una presión sobre la retina, que activa los fotorreceptores y genera estos destellos luminosos. Si hablamos de causas, las más comunes son las siguientes: 

  • Golpes en los ojos: es la causa más común de la aparición de fotopsias en los ojos. A no ser que se trate de un golpe muy contundente que ocasione un traumatismo ocular, esto no debería representar un riesgo grave para la salud ocular. 
  • Degeneración macular: es la segunda causa de fotopsias y produce destellos luminosos en la visión central que aparecen por la acumulación de sangre en la mácula, lo que estimula las capas de la retina. 
  • Patologías como la migraña con aura: hay episodios de migrañas tan intensos que causan la llamada aura, un estado en el que la persona experimenta alteraciones sensoriales por afecciones neurológicas. Cuando aparecen por migrañas, las fotopsias pueden manifestarse como destellos de luz en zigzag y vienen acompañadas de un agudo dolor de cabeza. 
  • Desprendimiento de retina: en este caso, la fotopsia está acompañada de miodesopsias o moscas flotantes. 
  • Consumo de drogas: especialmente LSD, alucinógeno que inflama el nervio óptico 
  • Infarto cerebral del lóbulo occipital 
  • Retinopatía diabética proliferativa: esta condición ocasiona la formación de nuevos vasos sanguíneos y tejido fibroso en la retina. Esta parte fibrosa da lugar a una cicatriz en la zona vítreo-retiniana, que genera fotopsias a medida que se contrae. 
  • Medicamentos como el Voriconazol pueden producir fotopsias temporales que se revierten por sí solas o al suspender el tratamiento. 
  • En casos extremadamente raros, las fotopsias pueden aparecer por un tumor maligno ocular conocido como melanoma uveal. Este tumor sólo se presenta en 7 casos por millón de habitantes. 
También te recomendamos leer:
Lentillas para hacer deporte, ¿vale cualquier lentilla?

Diferencia entre fotopsias y miodesopsias

No debemos confundir las fotopsias con las miodesopsias, mejor conocidas como moscas flotantes o moscas volantes. Ambas aparecen de forma involuntaria en la visión y pueden darse al mismo tiempo, pero es importante diferenciarlas para detectar su causa y poder tratarlas correctamente. 

Las miodesopsias son pequeñas partículas que flotan en el humor vítreo del ojo. Se perciben como sombras que se mueven en el campo visual, pueden ser circulares o alargadas y se aprecian mejor al mirar a un fondo claro y luminoso, como el cielo azul. 

Por su parte, las fotopsias son destellos luminosos similares a las manchas de luz que aparecen en ocasiones al estornudar o al frotarse los ojos con mucha fuerza.

Tratamiento: ¿pueden tratarse? 

El tratamiento de las fotopsias pasa por abordar el origen de su aparición. Por ejemplo, en el caso de la migraña con aura, bastará con un tratamiento farmacológico adecuado que disminuya el dolor de cabeza. 

De lo contrario, si se trata de una fotopsia persistente o intensa relacionada con algún golpe o patología, acude inmediatamente al oftalmólogo para que un especialista realice un estudio de la estructura ocular y pueda proporcionarte el diagnóstico y tratamiento adecuado. 

Las pruebas que suelen hacerse para diagnosticar el origen de las fotopsias son exploratorias, como es el caso de:

  • La angiografía con fluoresceína
  • La evaluación del campo visual
  • La tomografía de coherencia óptica  
  • La gonioscopia 

En el caso del desprendimiento de retina, es necesario realizar una intervención quirúrgica  con láser conocida como vitrectomía. Cuando las fotopsias y miodesopsias se presentan simultáneamente, acude de inmediato al oftalmólogo o a urgencias, porque podría tratarse de un desprendimiento posterior del vítreo con tracción vítreo-retiniana, la antesala al desprendimiento de retina.

En lo que al consumo de medicamentos o drogas se refiere, será suficiente con evitar o detener su ingesta para que las fotopsias desaparezcan.

4.4/5 - (8 votes)

2 thoughts on “Fotopsias: qué son y qué hacer cuando aparecen”

  1. MARÍA JESÚS GÓMEZ FLORES

    A mi me sucede como a ti, igual. Comienzo a no ver en el centro sigue «la culebrilla“, a veces con destellos incluso azules y rojizos, y suele salir del campo visual sobre los 20 minutos, quedándome un dolor de cabeza insufrible.
    Tengo las cervicales rectificadas, diagnóstico de cervicalgia mecánica crónica. Suelo tener 4 o 5 al año y más si no voy al gym.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top