Saltar al contenido

Elegir unas gafas de nieve para snowboard y esquí

Aunque no pensemos en ello cuando nos dirigimos hacia las pistas de esquí, unas malas gafas de nieve pueden causarnos problemas muy graves en nuestra visión. Y es que las radiaciones ultravioletas, que forman parte del espectro de la luz del sol, pueden entrar en nuestros ojos de manera constante durante la práctica de deportes de invierno en alta montaña, provocando daños tanto a corto como a largo plazo.
Cuando vamos a la nieve se juntan varios factores que afectan negativamente a nuestra salud ocular. Para empezar, la nieve refleja hasta un 80% de la radiación ultravioleta, lo que supone 4 veces más que el agua. Además, por cada 1000 metros de altitud la proporción de radiación ultravioleta aumenta un 10%, por la menor absorción de la atmósfera. Y como las jornadas en la nieve se suelen alargar todo el día, pasamos muchas horas expuestos a estas radiaciones, agravando así sus efectos negativos.

Cómo elegir bien las gafas de nieve

Los daños producidos por los rayos UV son acumulativos, por lo que, si queremos evitar la queratitis solar o fotoqueratitis, también llamada la ceguera de la nieve, es muy importante elegir bien las gafas de nieve que vamos a utilizar cuando vayamos a practicar deportes de invierno como el snowboard o el esquí.
Las gafas de nieve dan una protección eficaz frente al frío, el viento y el sol, mejorando nuestra visión. A la hora de elegirlas, las gafas deben cubrir nuestro rostro hasta las cejas y debemos tener en cuenta 3 criterios: calidad de visión, limitación del vaho y comodidad.
Para conseguir calidad de visión debemos elegir el color de cristal apropiado en función de la meteorología prevista: para días soleados las gafas de nieve deben ser oscuras y con pantalla de espejo, y para días nublados son mejores las gafas claras. También existen las gafas fotocromáticas que se adaptan a las necesidades.
La limitación del vaho impide que las gafas de nieve se empañen, bien con tratamiento en la pantalla interior, con doble pantalla antivaho, o con doble pantalla con aireaciones para un tratamiento máximo.
Por último, las gafas de nieve tienen distintos tipos de espumas para adaptarse a nuestro rostro, dándonos sensación de libertad y comodidad a la hora de usarlas.

También te recomendamos leer:
La eterna duda, ¿gafas o lentillas? ¡Hazte con unas lentillas diarias!