9 curiosidades sobre los ojos en Los Simpsons

Curiosidades sobre los ojos en los Simpsons

Algunos de nosotros hemos pasado casi tanto tiempo en Springfield como en nuestras ciudades natales. Mucho ha cambiado en las décadas transcurridas desde que Los Simpson se emitieron por primera vez en la Fox en 1989. Y muchas se han quedado igual, como la temeridad de Homer, la constante preocupación de Marge, la rebeldía de Bart o el sentido de justicia de Lisa.  

Desde Medical Óptica Audición nuestra mayor pasión es velar por la salud visual y auditiva de nuestros clientes. Y como también somos muy fans de la serie, en esta entrega hacemos un recorrido por los momentos más memorables y escenas más curiosas relacionadas con los ojos y oídos de nuestros personajes preferidos de Los Simpsons. ¿Cuántas de ellas recordabas?

Los Simpsons, una serie con muchos ojos

Si pensabas que la saga de Canción de Hielo y Fuego tiene fijación por los ojos, agárrate a la silla porque aquí llegan Los Simpsons. Menos mal que en esta serie los capítulos no tienen relación entre sí y toda herida fatal desaparece una vez acaba el capítulo, o en muchos casos, la escena. Si no fuera así, estarían todos mancos, tuertos y llenos de cicatrices desde las primeras temporadas, allá por 1989.  

Y es que la aclamada y querida serie de animación que ya va por la 34ª temporada ha dado lugar a innumerables memes, momentos inolvidables y hasta predicciones que extrañamente han demostrado cumplirse una y otra vez. No te pierdas las escenas más inolvidables en las que los personajes amarillos no han cuidado su salud, o mejor dicho, su integridad visual.

Cuando Homer se echa lejía en los ojos

No cabe duda que el personaje que más traumatismos oculares y dolorosas heridas en los ojos ha sufrido de toda la serie es Homer. Y no es de extrañar, ya que hace cosas tan descabelladas como en Puffles (temporada 27, capítulo 3) donde se echa un generoso chorro de lejía en cada ojo después de ver a Patty en la ducha por accidente. 

Y por si no fuera poco, también se la echa a Bart cuando está a punto de entrar al baño. Más tarde, vuelve a rociarse los ojos con lejía cuando recuerda el incidente.

A Homer podemos aconsejarle tocar la puerta antes de entrar. Y a ti, si te salpica lejía en los ojos, lo primero que debes hacer es llamar al servicio de emergencias 112 y lavarlos con abundante agua inmediatamente durante al menos 15 minutos para evitar irritaciones y quemaduras en los párpados y la córnea. Esto podría derivar en una importante pérdida de visión o incluso ceguera. Es fundamental no restregarse los ojos, y si llevas lentillas, quítatelas inmediatamente. 

¡Corre, plátano! ¡Corre, pomelo!

Quién no recuerda el mítico capítulo en el que Bart y Nelson deciden hacer una carrera de frutas con una naranja y una manzana en el pasillo del autobús (Das Bus, temporada 9, episodio 14). Uno de los momentos más memorables de la serie es cuando Ralph decide unirse a la carrera con su famoso “¡corre, plátano!”. 

Pero lo que pocos recuerdan es que acto seguido, Milhouse decide llevarles la delantera a todos con su pomelo, que rueda hasta la parte delantera del bus y se queda atascado bajo el pedal del freno de Otto, el conductor del autobús. 

Para poder frenar, Otto lo pisa con tanta fuerza que lo aplasta y el zumo de esta fruta cítrica explota en todas las direcciones, llegando hasta sus ojos y cegándole momentáneamente. El autobús acaba en el mar y el grupo de niños queda varado en una isla desierta en la que recrean y parodian el libro de El Señor de las Moscas. 

El ácido cítrico de frutas como el limón, naranja o pomelo es un irritante ocular, y su salpicadura puede ser tóxica para la superficie del ojo. Sin embargo, generalmente no logra penetrar o causar daños a las capas oculares más profundas. En caso de accidente, lava tus ojos inmediatamente con abundante agua y utiliza lágrimas artificiales para aliviar las molestias de la irritación.

La cirugía ocular de Homer

En uno de nuestros capítulos preferidos, “El último baile de claqué en Springfield” (temporada 11, episodio 20) Homer se somete a una cirugía ocular con láser tras las insistencias de Marge a lo que deducimos es una miopía, pero se niega a ponerse las gotas tras operarse, lo que provoca que sus ojos formen una capa de costra que le ciega. 

El colirio recetado después de una cirugía ocular láser sirve para evitar complicaciones como infecciones, desprendimientos o colgajos. A pesar de que no existen casos documentados de personas que se hayan quedado ciegas a causa de una cirugía ocular láser y las complicaciones quirúrgicas son muy raras, pueden ocurrir. 

También te recomendamos leer:
¿Realmente escuchamos con el oído o con el cerebro? 

Normalmente, estos problemas aparecen a consecuencia de otros problemas de salud o de unos cuidados postoperatorios y una recuperación inadecuados, como es el caso de Homer. 

Todos los D’ohs oculares de Homer 

En “Incredulidad” (temporada 11, capítulo 11), después de que a Homer se le queda pegado un cubo en la cabeza, Bart intenta hacerle dos agujeros para los ojos con un taladro eléctrico. Se lo toma con total calma mientras Homer le va indicando “un poco más, un poco más… – (squish) – te pasaste”. Un resultado predecible.

Esta es una de las muchas ocasiones en las que Homer debería acudir a urgencias por traumatismos oculares. Por mencionar algunas de las más memorables, en “La grasa del baile” (temporada 10, capítulo 1) a Homer se le queda la cara atrapada en la manguera de un aspirador industrial. Cuando consigue zafarse, uno de los globos oculares le sobresale de forma significativa. Lo mismo vuelve a ocurrir cuando Willie lo estrangula más tarde con la misma manguera.   

También es bastante ávido a auto-lesionarse los ojos por diversión. En “La gran esperanza esposa” (temporada 21, capítulo 3) Homer y Bart se ponen de acuerdo en que no hay nada más divertido que la violencia autoinfligida, tras lo cual, Homer se mete la pajita de su bebida en el ojo impulsivamente. 

En “Le gusta volar y se nota” (temporada 19, capítulo 1) Homer se esconde de Bart en el parque de bolas del Krusty Burger y Bart le encuentra y le mete un dedo en el ojo repetidamente hasta que este finalmente grita de dolor.  

Marge y el eclipse solar

En “Adiós Maggie, adiós” (temporada 20, capítulo 13) Marge mira el eclipse solar directamente sin ninguna protección, quemándose completamente los ojos.

Tras acudir al médico de urgencia, el Dr. Hibbert informa a la familia de que Marge debe tener los ojos completamente vendados durante 2 semanas o sufrir el “síndrome de Tex Avery”

Este es un guiño a un animador de dibujos animados que perdió la visión en un ojo en una broma. La broma típica en los estudios Universal consistía en utilizar una goma elástica para tirar una bolita de papel a la nuca de un compañero. 

El animador Charles Hastings decidió llevar la broma un paso más allá y utilizó un clip de alambre para tirárselo a Avery. Alguien gritó: “¡Avery, cuidado!”, a lo que él reaccionó dándose la vuelta. En lugar de darle en la nuca, el clip le golpeó el ojo izquierdo. Perdió el uso del ojo al instante. 

Algunos especulan que fue su falta de percepción de la profundidad debido a la pérdida de visión en un ojo lo que le dio el singular aspecto a sus animaciones y su peculiar estilo de dirección, lo que nunca detuvo sino que impulsó su carrera creativa. 

El Pez de Tres Ojos y otros animales mutantes en Los Simpsons

Aunque el animal de 3 ojos más conocido de los Simpsons es “Blinky”, hay animales de otras especies que han sufrido mutaciones debido a los vertidos radiactivos de la planta nuclear del señor Burns.

Y es que a los animadores de la serie parece que les gusta jugar con este concepto, dando lugar a creaciones de animales varios ojos que han tenido apariciones esporádicas a lo largo de las temporadas: 

  • Pez de 4 ojos
  • Pez de 6 ojos
  • Pez de 8 ojos
  • Ballena de 3 ojos
  • Criatura de la laguna negra naranja de 3 ojos
  • Cuervo de 3 ojos
  • Langosta de 3 ojos
  • Pez de 2 cabezas y 3 ojos

Cuando no conoces el color de ojos de tu mujer

En el capítulo El pequeño huérfano Millie (temporada 19, capítulo 6) Homer hace un comentario casual que, para la sorpresa de Marge, deja ver que no sabe qué color de ojos tiene su mujer. Hasta que Homer no consigue recordarlo, Marge se propone taparse los ojos para no dejar que este los vea. 

A pesar de que los ojos de todos los personajes animados de la serie son dos simples puntos negros encuadrados en grandes círculos blancos, tras esta preciosa escena averiguamos que el color de ojos de Marge Simpson es marrón. 

En Medical Óptica Audición no tenemos las icónicas gafas de dormir de Homer, pero si a ti o a un ser querido te pasa como a él, que no ves bien de cerca o de lejos y todos insisten para que te revises la vista, te lo ponemos fácil para no atrasarlo más. En todos nuestros centros puedes beneficiarte de una revisión visual completa totalmente gratis. Pide cita en tu centro más cercano y ponte en manos de profesionales.

5/5 - (10 votes)

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top