Saltar al contenido

Los mitos más habituales sobre las lentillas

03/02/2020

¿Usas lentillas para corregir tu vista o estás pensando en hacerlo? Son muchas las personas que utilizan lentillas, ya sea para ocasiones especiales o de manera habitual. Hay gente que se ve mejor con ellas, y es por eso que es su mejor opción. Pero, ¿puede todo el mundo utilizarlas?  

Hay muchos mitos alrededor de las lentillas que provocan que no todas las personas con problemas visuales opten por utilizarlas. En este post intentaremos resolver todas las dudas y miedos que suelen surgir sobre las lentes de contacto.  

¿Verdadero o falso?

Cambiar nuestros hábitos o utilizar algo nuevo es algo que nos cuesta mucho, sobre todo si se oyen tantas cosas acerca de ello. A continuación, hablaremos de los mitos sobre las lentillas que solemos escuchar más frecuentemente: 

  • Las lentillas se pueden meter detrás del ojo”. Esto es físicamente imposible ya que hay una membrana que cubre el ojo y se conecta con los párpados. Esta impide que algo se meta en la parte trasera del ojo, incluyendo una lentilla. 
  • «Llevarlas son incómodas«. Los nuevos materiales con los que se fabrican hoy en día las lentillas hacen que sean fáciles de utilizar y muy cómodas de llevar. Son muy finas y el ojo se acostumbra rápidamente a ellas.  
  • «Son difíciles de cuidar«. Con las lentillas desechables diarias, lo único que tienes que hacer es tirarlas al final del día y utilizar unas nuevas al día siguiente. Si optas por las reutilizables, tampoco hay ninguna dificultad. Y es que se limpian en cuestión de segundos con el líquido limpiador al guardarlas cuando te las quitas.  
  • «Se te pueden perder fácilmente«. Normalmente se adaptan a la perfección a tus ojos y no se salen. Incluso en el caso de que se desplacen un poco, algo poco probable, resulta facilísimo volver a colocarla en su sitio. 
  • «Los niños o las personas mayores no pueden utilizarlas«. Las lentillas son para todas las edades. No hay una edad mínima o máxima para llevarlas. En el caso de los niños, hay que tener en cuenta siempre la personalidad del niño y su capacidad para llevarlas. Sobre todo si son responsables o no para utilizarlas. Pero no hay ninguna barrera física que se lo impida. En el caso de las personas mayores, básicamente igual, no hay ningún problema. Aunque cuando nos hacemos mayores los ojos se vuelven más secos. Eso no impide que las utilicemos, gracias a los efectivos materiales que se utilizan hoy en día para su fabricación.  
  • «No hay lentillas para las personas con astigmatismo o presbicia«. Falso. Todas las personas con cualquier defecto visual que se pueda corregir con unas gafas, puede disponer también de esta útil opción. 
  • «Son perjudiciales para los ojos«. Falso. Siempre que las utilices correctamente, respetando el calendario de sustitución y las sencillas instrucciones a la hora de limpiarlas, no van a darnos ningún problema. Solo recuerda que hacernos revisiones periódicas es algo más que recomendable para saber que lo estamos haciendo siempre todo bien.  
  • «Se pueden quedar pegadas al ojo o hacer ventosa«. Eso es falso. Puede que en algunos momentos sintamos molestias si se nos reseca el ojo al llevarlas. Pero, si eso te ocurre alguna vez, puedes utilizar lágrimas artificiales para solucionarlo rápidamente.  
  • «Es malo llevar lentillas a diario» No, es falso. No será necesario que tus ojos descansen de las lentillas. Y a no ser que tu oftalmólogo/a diga lo contrario, puedes llevarlas a diario.  

Hasta aquí los mitos más habituales, ahora veamos recomendaciones y consejos del uso de lentillas.

Pues bien, si decides utilizar lentillas, ten en cuenta además estas recomendaciones: 

  • No hay que utilizar las lentillas más tiempo del recomendado. Es decir, si, por ejemplo, utilizas lentillas diarias desechables, deberías tirar las lentillas al utilizarlas solo una vez, ya que están hechas para ese fin. Si las lentillas están diseñadas para más tiempo, pues nos servirán durante ese tiempo indicado específico. Utilizar una lentilla más tiempo del que se recomienda podría llegar a causar una infección y ocasionar problemas severos de visión. 
Dr. Miguel Naveiras Torres-Quiroga, oftalmógo en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega
  • Hay diferentes tipos de lentillas y hay que adaptarlas a cada tipo de necesidad. Si es la primera vez que vas a utilizarlas, necesitarás un periodo de adaptación. Es recomendable que utilices lentes de contacto blandas. De todas formas, el profesional ocular te enseñará cómo ponerlas y marcará los tiempos y la forma de utilizarlas.
Dr. Javier Galindo Maqueda, gerente de la clínica oftalmológica Galindo
  • No importa el número de horas que las llevemos puestas. Hay personas que las utilizan durante 14h y 16h al día. Hay incluso personas que las utilizan para dormir. De todas formas, a este respecto, se recomienda que, a no ser que las lentillas sean aptas para dormir con ellas puestas, no se utilicen para ello. Por muy cómodo que se esté con ellas puestas, hacerlo podría llegar a producir alguna lesión ocular. 
  • Puedes utilizar lentillas con las gafas de sol. Podremos cambiar de gafas más a menudo, puesto que la graduación de las gafas de sol no es necesaria en este caso. Y el precio de unas gafas de sol graduadas es mayor que de unas gafas de sol sin graduación. 

Si aún lo estás pensando, anímate a probarlas. Y si todavía tienes cualquier duda, no dudes en consultar a un especialista. Pero sobre todo, acudir a revisiones periódicas. En Medical Óptica Audición podemos ayudarte. Cuidamos tu salud ocular con el mayor cuidado y atención.