Saltar al contenido

Consejos para ayudar a corregir el ojo vago

Te traemos la guía definitiva para ayudar a corregir el ojo vago

La ambliopía, mejor conocida como “ojo vago” o “perezoso”, es uno de los problemas de la vista más comunes en niños, siendo 4 de cada 100 los que la padecen. Estos problemas de visión aparecen cuando uno de los ojos tiene una disminución de la agudeza visual, y envía una imagen anormal o borrosa al cerebro. 

Cuando esto ocurre, el cerebro aprende a desechar o desestimar la información que recibe del ojo vago, y tiene preferencia por el ojo bueno, predominando el uso que hace del mismo. Esto ocasiona que, poco a poco, el ojo débil disminuya su correcta visión. Las causas del ojo vago son varias, siendo las 3 principales:

  • Estrabismo u ojo bizco: afección que ocasiona que los ojos no miren en la misma dirección. 
  • Errores de refracción como miopías, hipermetropías o astigmatismo, que provocan que los ojos no puedan focalizar bien por un problema de su forma. 
  • Cataratas, que nublan la lente del ojo. 

Para tener una buena visión, tus ojos y tu cerebro deben trabajar en equipo. Para que esto ocurra, tu retina envía señales nerviosas a la parte trasera del ojo, al nervio óptico, que transporta la información hacia el cerebro. Aquí, las imágenes se interpretan y se convierten en información con sentido para nosotros, tal y como se explica en el siguiente vídeo:

Sin embargo, cuando uno de tus ojos es más débil que el otro y tu cerebro empieza a preferir usar el ojo fuerte, dejará de recibir señales del ojo débil. Sin tratamiento, el ojo vago empeorará con el tiempo. 

Pero esta condición se puede tratar. A continuación te explicamos las diferentes medidas que se pueden tomar para combatir el ojo vago, y cuáles darán los mejores resultados. 

¿Es posible corregir el ojo vago?

Los nervios y las vías de comunicación que conectan los ojos con el cerebro se forman durante la infancia. Por esta razón, una detección precoz y tratar y entrenar el ojo vago a edades tempranas es mucho más efectivo que hacerlo durante la edad adulta, obteniendo mejores resultados los niños de entre 2 a 7 años. 

El ojo vago se suele detectar en la revisión con el pediatra, por lo que es fundamental que todos los niños se revisen la vista a los 2 o 3 años de edad para descartar anomalías y afecciones de este tipo.  

Cuanto antes empiece el tratamiento, más probabilidades habrá de obtener buenos resultados. 

Sin embargo, esto no quiere decir que tratar un ojo vago en la adolescencia o incluso en la edad adulta será completamente inútil. Se pueden ver resultados positivos en adolescentes hasta la edad de 17 años. 

Es más, si tienes ojo vago y eres mayor de 17 años, todavía estás a tiempo de actuar. No dejes que tu edad te impida tomar medidas ya que incluso los adultos con ojo vago pueden obtener una mejor visión con el tratamiento adecuado, por lo que vale la pena consultar con tu médico acerca de cuáles son tus opciones. 

Los tratamientos para ojo vago incluyen: 

  • Gafas y lentillas correctoras: a veces el ojo vago es causado por visión diferente en cada ojo. Por ejemplo, un ojo puede tener miopía (dificultad para ver de lejos) y el otro hipermetropía (dificultad para ver de cerca). A esta diferencia de agudeza visual entre cada ojo se la denomina ambliopía refractiva. La curvatura irregular de la córnea o astigmatismo también puede causar ojo vago. En este caso, la solución pasa por detectar la ambliopía y corregirla con gafas o lentillas correctoras. 
  • Parches oculares: llevar un parche de entre 2 a 6 horas al día es la manera más simple y económica para tratar el ojo vago, y aunque a algunos niños les resulte incómodo, es fundamental seguir las indicaciones del médico. No se debe abusar del uso del parche y dejarlo puesto durante más tiempo del recomendado, ya que esto puede ocasionar que el ojo vago se manifieste en el ojo sano, situación que se puede revertir y rectificar pero que hay que evitar. 
  • Filtro de Bangerter: los niños que no soportan el parche en el ojo pueden conseguir resultados similares empleando este filtro opaco colocado en el interior de la lente de la gafa sobre el ojo dominante para forzar al cerebro a usar el ojo vago. El filtro de Bangerter puede usarse todo el día, y su densidad y opacidad puede modificarse a lo largo del tiempo, a medida que los síntomas vayan mejorando. También puede emplearse después del uso del parche como tratamiento secundario. 
  • Gotas y lágrimas para los ojos: asimismo, pueden emplearse gotas en los ojos para desenfocar la visión en el ojo dominante, haciendo que el ojo débil tenga que trabajar más. Generalmente se usa atropina, que dilata la pupila del ojo y causa visión borrosa. Puede usarse varias veces al día para disminuir la visión en el ojo dominante, únicamente con receta médica y según las instrucciones del médico especialista. 
  • Cirugía: las cirugías para el ojo vago se llevan a cabo para ajustar la posición o longitud de los músculos del ojo. Se recurre a esta solución cuando la ambliopía está causada por estrabismo, un párpado caído o una catarata. Esta solución normalmente requiere de acciones adicionales como llevar un parche ocular para corregir la visión, y también puede hacerse con fines cosméticos para corregir la apariencia del ojo. 
  • Ejercicios de entrenamiento: los juegos y actividades diseñadas para estimular el uso del ojo vago son muy efectivos, pero no deben usarse como único método de tratamiento, sino que deben complementar uno de los mencionados anteriormente. Cuando el uso del parche resulta muy incómodo para los niños, se recomienda hacer juegos divertidos que, además de distraerles y hacerles más llevadero el proceso, fortalecen el ojo vago y estimulan su recuperación obligándolo a esforzarse más. ¿Quieres conocer algunos de los preferidos por los niños? Te lo contamos en el siguiente apartado.
También te recomendamos leer:
¿Qué determina el color de los ojos?

Los mejores juegos para niños para corregir el ojo vago

Jugar es una parte fundamental en el desarrollo de los niños y una fuente constante de aprendizaje y estimulación. A través del juego y actividades tanto al aire libre como en el interior, los niños desarrollan gran parte de su motricidad y estimulan los sentidos, entre ellos, la vista

Así, el juego permite hacer trabajar al ojo vago mientras el bueno está tapado sin darse cuenta y sin convertirlo en una tarea pesada. Actividades como colorear, dibujar, pegar o recortar, son altamente beneficiosas para el desarrollo de su atención y para fomentar la motricidad fina. ¿A qué niño no le encanta dibujar? Además de ejercitar la vista, se relajan, exploran su imaginación y creatividad, y si la actividad es educativa, aprenden.  

También se recomiendan actividades de precisión, que son un ejercicio excelente para los niños con ojo vago ya que requieren de máxima atención visual y coordinación óculo-manual. Estos pueden consistir en hacer collares de macarrones, pulseras con cuentas, rellenar una pajita con granos de arroz o cualquier otra actividad manual que implique hacer un ejercicio de precisión. Además, ¡ayudará a cultivar la paciencia! 

Uno de los favoritos entre los niños son los clásicos juegos de mesa como el Dobble, Jenga, bloques de madera y puzzles tradicionales de sus personajes preferidos, puzzles magnéticos o juegos como el tangram o el cubo rubik.

De igual forma, también dan resultados muy buenos pasatiempos como sopas de letras, crucigramas y se recomienda fijar cada día un tiempo para un pequeño rato de lectura con títulos amenos que enganchen. 

Además, esta es la excusa perfecta para pasar tiempo de calidad con tus hijos al hacer las actividades, ellos estarán encantados de pasar ese ratito contigo. Recuerda que cualquier actividad que propongas debe realizarse de forma relajada, como parte del juego y no como una tarea impuesta y obligatoria. 

No importa que pierdan el interés con facilidad al principio, la paciencia es la madre de la ciencia, y con un poco de insistencia, prueba y error encontrarás la actividad adecuada que suscite la curiosidad e interés de tu hijo y le ayude a corregir el ojo vago. 

Y si te quedas sin ideas, te dejamos a continuación un vídeo con algunas actividades sencillas y fáciles de hacer que te pueden servir: 

Recuerda que puedes pedir cita en tu centro Medical Óptica Audición más cercano para una revisión visual gratuita, estamos especializados en cuidar tu salud visual y prevenir afecciones y complicaciones de este tipo. No esperes a que sea demasiado tarde.