Saltar al contenido

¿Qué color de ojos tendrá mi bebé?

27/05/2020
Cómo será el color de ojos de mi bebé.

Si estás esperando un bebé, ¡enhorabuena por la feliz noticia! Seguro que en tu cabeza han aparecido numerosas preguntas y, aunque solo sea por curiosidad, es probable que también te hayas preguntado cómo será el color de sus ojos. ¿Serán cómo los ojos de su madre o de su padre? ¿Heredará los ojos de uno de sus abuelos?

Para poder conocer el color de ojos de tu bebé no solo es necesario esperar los 9 meses de embarazo, tendrás que esperar varios meses después para conocer realmente el color de ojos definitivo de tu bebé.

¿De qué depende el color de los ojos de tu hijo?

El color de ojos de un bebé depende principalmente de la genética. Los padres y los abuelos transmiten su genética de color de ojos a través de los cromosomas 15 y 19. El color de ojos de los niños depende de la estructura del iris, es decir, de la cantidad de pigmento que contiene. Este pigmento se suele desarrollar durante los primeros meses de vida.

Los colores que se difunden de los padres y los abuelos pueden ser puros o mixtos dependiendo del tipo y la cantidad de pigmento que el iris de nuestros antecesores tenga. Hablamos de que el color de ojos es puro cuando los genes son todos iguales, de lo contrario estamos ante colores mixtos.

“Los genes definen el color de ojos de tu bebé”

Para que tu hijo tenga los ojos de color verde, alguno de sus padres tiene que llevar ese cromosoma en su genética. Sin embargo, ante este aspecto debemos tener en cuenta la biología en la genética. Los rasgos genéticos que se heredan pueden ser recesivos o dominantes. Los colores oscuros suelen ser genes dominantes y los claros los genes recesivos.

Lo que sí puedes saber es con qué probabilidad tu hijo tendrá un color de ojos u otro, teniendo en cuenta el color de los ojos de sus progenitores:

Imagen: todopapas.com

Por tanto, no existen ninguna regla exacta, puedes conocer las probabilidades pero para saberlo seguro tendrás que esperar unos meses. Si bien es cierto que, el color de ojos está ligado también con el color de piel y la raza. Los bebés con pieles claras se relacionan con ojos claros por tener menor melanina, mientras que las pieles más oscuras se relacionan con ojos oscuros.

También te recomendamos leer:
Brillo en los ojos cuando te enamoras

¿Cuándo se define el color de ojos de un bebé?

Es muy probable que un bebé recién nacido tenga un color de ojos diferente al color que tendrá el resto de su vida. Por lo general, los bebés cuando nacen suelen tener los ojos grises o de color azul pero este color va cambiando a medida que transcurre el tiempo.

Como pasa con el color de pelo o el color de la piel, el color de ojos de los bebés varía porque la melanina aún no está presente en el iris del niño, las células productoras de melanina están todavía desarrollándose. Estas células denominadas melanocitos son las responsables de determinar el color de los ojos en los niños.

Además, otro aspecto a tener en cuenta, es que un bebé recién nacido no ha sido expuesto a la luz solar. La exposición al sol activa la producción de melanina del iris. Sin embargo, este proceso no se puede acelerar porque el bebé no tiene suficientes pigmentos, que son los encargados de absorber esa luz y proteger de los rayos del sol. De ahí, que haya que proteger a los niños del sol en los primeros meses de vida.

“Entre los 6 y 18 meses del bebé se puede saber el color de ojos definitivo”

Según pasa el tiempo, se van desarrollando los pigmentos del color de ojos en el bebé. Por tanto, lo más frecuente es que a partir de los 6 meses se pueda ver con más claridad el tono de ojos definitivo. Aunque es probable que este periodo sea incluso más largo, entre los 6 y 18 meses del niño.

Mitos sobre el color de ojos de los niños

Existen algunos mitos sobre el color de ojos de los bebés. Se cree que aquellos niños que son amamantados con leche materna tienen ojos claros y una vez que dejan de darle el pecho el tono se oscurece. También se cree que cuánto más expuesto al sol está el bebé, más oscuros serán sus ojos, algo que resulta además muy peligroso.

Son mitos y leyendas a los que no se les puede hacer caso. Como hemos hablado, el color de ojos de los bebés está definido por la genética, por la estructura del iris y la pigmentación que se hereda de nuestros antecesores. En ningún momento depende de la alimentación y la exposición al sol del niño.