Saltar al contenido

¿Por qué se produce el mareo al leer cuando viajamos?

04/02/2016

Una de las soluciones más habituales para entretenerse durante los desplazamientos, en coche o autobús, es la lectura. Los libros o las revistas nos mantienen distraídos y nos ayudan a que el viaje se nos haga más corto. Pero hay personas que en cuanto fijan su vista en el texto empiezan a sentir los efectos del mareo al leer.
El mareo por movimiento, que es como se denomina a este mareo al leer en el coche, en el avión o en el barco, afecta al 28% de las personas, y se da con más frecuencia entre las mujeres. Mientras leemos, los ojos están fijos en la lectura y determinan que estamos quietos pero el oído interno, que se encarga de mantener el equilibrio, siente las curvas, los cambios de velocidad o los baches, determinando que estamos en movimiento.
Nuestro cerebro recibe esta información y no puede distinguir si estamos quietos o en movimiento, lo que provoca que se desoriente y genere los síntomas del mareo al leer. Afortunadamente, el mareo por movimiento no afecta a quien conduce porque su vista está fija en el camino y el cerebro entiende que se está en movimiento.

¿Cómo podemos evitar el mareo al leer?

Para evitar el mareo por movimiento es recomendable ir mirando por la ventana y viajar sentado en el sentido de la marcha. Si las náuseas son muy fuertes, o nos mareamos fácilmente, el médico puede prescribirnos medicación o comprobar si existe algún otro problema en nuestro organismo. También es recomendable no hacer recorridos largos cuando se está resfriado, ya que la congestión afecta a la presión interna de los oídos, lo que aumenta las posibilidades de sufrir mareo al leer.
Además, como nuestro cuerpo aprende a acostumbrarse, el mareo al leer puede ir mejorando si, durante los viajes, intentamos realizar pequeños momentos de lectura.
 
 
 


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter