Saltar al contenido

¿Por qué no es bueno frotarse los ojos?

18/02/2016
¿Por qué no es bueno frotarse los ojos?

Aunque frotarse los ojos cuando nos pican, o cuando tenemos la vista cansada, produce un alivio placentero, deberíamos pensárnoslo dos veces antes de hacerlo por los efectos secundarios perjudiciales que este gesto puede provocar en nuestros ojos.
Frotarse los ojos estimula la producción de lágrimas, lo que ayuda a que sintamos una calma temporal, pero cuando sintamos molestias en los ojos lo mejor es cerrar el párpado y así evitar complicaciones como la deformidad de la córnea, infecciones o lesiones en nuestros ojos.
Además, frotarse los ojos de forma intensa y continua puede contribuir al desarrollo de queratocono, una afección que, aunque no causa ceguera, altera la estructura de la córnea y provoca que la visión disminuya significativamente. En casos extremos puede resultar necesario un trasplante de córnea.

Frotarse los ojos puede causar infecciones

Nuestras manos pueden contener alrededor de 150 tipos de bacterias diferentes que pueden provocar infecciones en los ojos, como conjuntivitis, orzuelo o blefaritis. Y si el picor está causado por alergias, el roce al frotarse los ojos puede liberar alérgenos y provocar que la sensación de picor empeore.
Los vasos sanguíneos de los ojos pueden llegar romperse y, con el tiempo, frotarse los ojos puede provocar ojos rojos e irritados que dan un aspecto de cansancio a la mirada y generan oscurecimiento alrededor de los ojos.
Otro efecto secundario de frotarse los ojos, es la aparición de líneas de expresión, ya que la piel que hay alrededor de los ojos es la más delgada y sensible de la cara, y no contiene glándulas sebáceas, por lo que el frote repetido hace que la piel se estire y se generen finas líneas de expresión.
Lo mejor es utilizar un paño mojado con agua fría sobre los ojos, toallitas para la limpieza de párpados y pestañas, lágrimas artificiales o suero fisiológico, o colirios naturales.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter