Saltar al contenido

7 gafas irresistibles para acertar con tu regalo de este San Valentín

Este San Valentín regala gafas

Se acerca una de las fechas más especiales del año: San Valentín. Aunque creemos firmemente que el amor se tiene que demostrar todos los días, esta no deja de ser una ocasión especial para sorprender a tu pareja

¿Por qué no hacerlo con unas gafas? Al fin y al cabo, se trata de un regalo que va más allá de ser un simple complemento. Además de ser un regalo con el que cuidar de su salud visual, unas buenas gafas duran años y no entienden de estaciones, temporadas y modas.

En esta ocasión, te recomendamos 7 gafas —y algún consejo sobre cómo elegirlas— para regalar por el Día de los Enamorados. Si aún no sabes qué obsequiar a tu pareja este San Valentín, venimos a tu rescate con algunas ideas con las que tener un detalle y acertar seguro.

Las 7 gafas con las que sorprender a tu pareja en San Valentín

Si quieres regalar unas gafas de sol o graduadas a alguien que le encante ir a la moda, no puedes perderte las últimas tendencias para este 2022. No obstante, creemos en el estilo personal de cada uno, es decir, aquel que es inherente a tu personalidad y sobrevive a las modas. En otras palabras, es una forma de expresar quién eres, es comunicación, y las gafas forman parte de ello. 

Por este motivo, existen multitud de modelos de gafas: con un punto setentero, chic, clásicas, minimal, boho… Hay todo tipo de alternativas de gafas para que tú y tu pareja os sintáis cómodos. Al fin y al cabo, la comodidad también es tendencia. 

Gafas para tu chico

Las gafas de sol entre los chicos van ganando cada vez más presencia. No fallan los modelos más clásicos de aviador, como puede ser el Nidelva de Nordlys.

En concreto, estas gafas son un modelo con una forma algo más cuadrada que las originarias de Ray-Ban, que favorecerá especialmente a caras ovaladas, triangulares y rectangulares.

Tampoco fallan las Police Lisbon, con un diseño muy versátil, que guarda semejanza con las mundialmente conocidas ‘Wayfarer’. 

En cuanto a las gafas graduadas, las Zicenk 162 nos recuerdan a las gafas que llevan en Kingsman o a las que lucía Clark Kent, y tantos otros rostros conocidos del panorama hollywoodiense. En cualquier caso, es un modelo de gafas que, seguro, elevarán los looks de tu chico.  

Y si tu alma gemela es un/a amante de los deportes de nieve o de exterior, o bien le gustan los cristales llamativos para su día a día, te recomendamos la marca de gafas deportivas por excelencia: Oakley

Gafas para tu chica

Si hay un complemento necesario para los días soleados, no solo por su utilidad, también por el halo de elegancia y seguridad que puede otorgar, ese es el de las gafas de sol. Las gafas nos protegen de la claridad, pero, sin duda alguna, son capaces de llevar nuestros looks a otro nivel. 

Así lo confirman las pasarelas y el street style, que vaticinan una primavera con clásicos renovados, como las gafas de pasta XL, por ejemplo las Stoa03 de Tous o las de Nina Ricci con montura negra. 

Estas tendencias en gafas no dejan de demostrar lo que ya sabíamos: hace tiempo que las gafas graduadas dejaron de asociarse a ‘nerds’, ‘frikis’ y ‘empollones’. ¡Cada vez más celebrities se apuntan a las gafas graduadas y hay quien incluso las luce sin cristales! De aviador, con la esencia ‘carey’, geométricas, de estilo retro… Las gafas graduadas se convierten en el accesorio rey de la oficina y copan los looks del street style. 

En consecuencia, las gafas graduadas son una buena opción para regalar este San Valentín. ¿Por qué no decantarse por unas monturas en rojo pasión? Las High Hope Skate son las idóneas para los que eligen amar intensamente. Por su parte, para aquellas/os que buscan más discreción, las Ray-Ban Meteor, de inspiración carey, son perfectas. 

Huelga decir que todas estas sugerencias son aplicables también a ti, porque no hay nada más valioso que el amor propio. Este San Valentín, ¡regala(te) gafas!

¿Y por qué no regalar unas gafas de luz azul?

Si algo hemos aprendido es que el amor verdadero es el que se cultiva a diario. Se da en las acciones cotidianas, de tal forma que no hay nada más bello que mostrar interés por el bienestar de tu pareja. Entonces, siguiendo la máxima del “más vale prevenir que curar”, ¿por qué no regalarle unas gafas de luz azul?

También te recomendamos leer:
Las gafas con las que acertarás este 2022

En este sentido, está demostrado que la exposición excesiva a las pantallas puede traer consigo fatiga ocular, pérdida de visión y dolor de cabeza. Ante este problema y los posibles daños que la luz de estos dispositivos podría causar en nuestra vista, es una idea muy romántica mostrarle tu amor a esa persona especial con unas gafas especiales para reducir considerablemente la luz azul. 

Así pues, encontrarás una amplia selección en nuestro catálogo de gafas, con monturas que imitan a modelos icónicos como las Wayfarer, las Pacific 7; o más actuales, con formas hexagonales y monturas metálicas: las Pacific 8.

¿Qué gafas le sentarán bien a tu pareja?

Vistos algunos de los distintos modelos, tamaños y colores de gafas, merece la pena tener en cuenta una serie de cuestiones. Consideraciones que están relacionadas con la fisonomía, estilo y gustos, así como las necesidades, y que tendrán influencia directa en la elección de la gafa. 

En este sentido, como ya hemos abordado en otras ocasiones, no todos los rostros admiten las mismas gafas, bien por la forma de la cara bien por el color de la piel. De la misma forma que el cabello es un factor a tener en cuenta. Y ni que decir tiene el estilo de nuestra pareja, si es atrevido/a o discreto/a, clásico/a, retro o moderno/a. 

En resumen, al adentrarse en el fascinante mundo de las gafas y dar con las adecuadas para tu pareja o para ti —¡por qué no!—, hay que prestar atención a las siguientes características: 

  • Tamaño o forma del rostro. Como decíamos, la forma de nuestra cara influye directamente en nuestras gafas. Del mismo modo que no escoges unos pantalones de 2 tallas más —o menos— de la que te correspondería, si tu cara es pequeña, deberías evitar gafas grandes. Algo similar ocurre con la forma de la cara, ya que las gafas escogidas han de mantener el equilibrio y proporcionalidad de tus facciones.
  • El tono y subtono de la piel, es decir, el grado de intensidad de la piel —clara, media y oscura— y la base —fría, cálida o neutra—.  Este es uno de los elementos principales para determinar el color de la montura de tus gafas, ya que, dependiendo de esta cualidad, te favorecerá más el azul, el rojo, el verde, etc. Para identificar el subtono, te recomendamos que te fijes en las venas de la muñeca: si son azuladas, el subtono es frío; en el caso de que sean algo más verdes, es cálido; mientras que las violáceas, una mezcla de verdes y azules o un color más inexacto, se asocia al neutro.
  • El color del pelo y los ojos. Por ejemplo, ¿sabías que el pelo castaño combina muy bien con el azul cerúleo? ¿Y que las monturas negras destacan los ojos azules?

En cualquier caso, puedes ampliar más información y ver más consejos en esta guía más detallada que hemos elaborado. En ella encontrarás recomendaciones y ejemplos más prácticos de las gafas que van mejor con la forma del rostro, así como con el color de piel, ojos y pelo, de tu pareja y el tuyo, para dar con las gafas idóneas en este San Valentín. 

Ahora bien, también habrá que prestar especial atención a sus gustos e intereses, ya que sobre eso, en gafas y moda, ¡no hay nada escrito!

¿Por qué regalar unas gafas este San Valentín?

Llegados a este punto sobran los motivos para regalar unas gafas por San Valentín. No obstante, si tuviéramos que resumirlo en una palabra sería: “Amor”. Sí, Amor con mayúsculas porque unas gafas son un regalo útil y original, con un fuerte componente de personalización. Pero, sobre todo, es prueba de tu Amor al mostrar preocupación por su salud visual y, lo que es más, que le conoces bien. 

Sean cuales sean los gustos de tu pareja y los tuyos, encuentra las gafas perfectas para San Valentín en nuestra tienda online. Además, con este regalo podréis veros mejor y… ¡os enamoraréis más si cabe!