Cómo afectan los videojuegos a nuestra vista: peligros, mitos y ventajas  

Cómo afectan los videojuegos a la vista

En el marco del Día Mundial del Videojuego, que se celebra cada 29 de agosto, desde Medical Óptica Audición queremos que los gamers sigan disfrutando de su pasatiempo preferido sin comprometer su salud visual y auditiva. 

Según indica la Asociación Española de Videojuegos, los gamers españoles juegan una media de 8,1 horas a la semana, afición a la que se le suman las horas de uso de pantallas para trabajar, estudiar o por ocio.  

Por eso, en este artículo queremos incidir en la importancia de hacer un uso responsable de los videojuegos, y te hablamos de algunos de los mitos más extendidos sobre los daños visuales que pueden provocar.  

El impacto de los videojuegos y la importancia de un uso adecuado

En esos momentos muertos en los que a uno le apetece quedarse en casa apalancado, los videojuegos se han convertido en uno de los recursos más habituales. Todos sabemos que entre algunos de sus efectos negativos, los videojuegos fomentan el sedentarismogeneran adicción, promueven el déficit de atención y pueden afectar gravemente la socialización en niños y adolescentes

Sin embargo, si se hace un uso adecuado, también pueden aportar beneficios como potenciar ciertas habilidades cognitivas. El cerebro es un órgano plástico que tiene la capacidad de cambiar su estructura en respuesta a actividades, experiencias y cambios de entorno tanto positivos como negativos. 

Al desempeñar tareas con una gran exigencia de atención de forma moderada, como son los videojuegos de acción, se fomentan las siguientes habilidades cognitivas: 

  • Control de la atención, tanto selectiva como dividida.
  • Velocidad de procesamiento de la información.
  • Habilidades perceptivas que nos ayudan a interpretar estímulos visuales. 
  • Orientación espacial: procesar información visual que implica relaciones espaciales. 
  • Controles cognitivos de multitasking, cambios de tarea, almacenar información visual o auditiva a corto plazo. 

¿Cómo afectan los videojuegos a la vista? ¿Está todo perdido?

Seguro que más de una vez has oído o leído que el uso excesivo que hacemos de las pantallas ha provocado que los casos de miopía se hayan disparado, especialmente desde la pandemia. No cabe duda de que cada vez hay más miopes en el mundo, concretamente 2.600 millones de personas.

Hace años, los culpables de que los niños tuvieran problemas de vista eran los libros. Es más, está comprobado que los niños más estudiosos, que son ávidos lectores o pasan mucho tiempo haciendo tareas que requieren de un esfuerzo visual extra, desarrollan más miopía que los que no. De ahí el topicazo (que en este caso se cumple) de que los cerebritos suelen llevar gafas.  

No obstante, en los últimos años hemos sustituido los cuadernos, libros y tebeos por videojuegos y pantallas. Y como no podía ser de otra forma, hemos trasladado automáticamente la responsabilidad de los problemas visuales de un culpable a otro. 

Pero, ¿se cumple esta correlación? ¿Las pantallas realmente pueden provocar problemas visuales? Está claro que el incremento de casos de miopía es muy evidente y que no se puede atribuir únicamente a los factores genéticos

También te recomendamos leer:
¿Qué es el albinismo y cómo afecta a la visión?

Videojuegos, cómplices pero no culpables de la miopía 

La miopía es la dificultad del ojo para ver correctamente objetos lejanos debido a un problema de refracción en el que la luz se refleja dentro del ojo a un punto anterior a la retina. 

Puede aparecer cuando la córnea, el cristalino o ambos son demasiado curvos en proporción a la longitud del glóbulo ocular. Este defecto refractivo se corrige con gafas o lentillas, que reconducen la luz al punto adecuado. 

La miopía se hereda y también se adquiere, siendo bastante desconocidos los factores ambientales que propician su aparición. No hay estudios ni datos suficientes que concluyan que los videojuegos estén detrás del desarrollo de la miopía. 

Sin embargo, una exposición muy frecuente a las pantallas en un entorno mal iluminado a edades tempranas en la que el ojo está madurando, puede favorecer a desarrollar más la visión cercana, comprometiendo la visión a larga distancia. 

La cara oculta de los videojuegos: la falta de luz natural 

El verdadero peligro para la salud visual que podemos atribuirle a los videojuegos reside en la ausencia de luz solar. Estudios recientes explican que la luz solar es fundamental para el crecimiento del ojo, concretamente, para las células amacrinas de la retina, que inhiben el alargamiento del ojo que da lugar a la miopía. 

Todo apunta a que el verdadero responsable de que los libros y videojuegos estén asociados a pérdida de visión se debe a que mantienen a los niños apartados de la luz del sol. ¿La solución? Pasar más tiempo al aire libre. 

El peligro de las luces estroboscópicas, los flashes intermitentes 

Las luces estroboscópicas, unos destellos o flashes luminosos intermitentes muy breves e intensos, cada vez están más presentes en videojuegos, películas, series, tiktoks e incluso discotecas. 

Este tipo de luces puede triplicar el riesgo de sufrir un ataque epiléptico en personas que padecen epilepsia fotosensible, por lo que deberían evitar la exposición directa a esta luz para evitar dañar los fotorreceptores de la retina. Asimismo, este tipo de destellos pueden:

  • Nublar la vista
  • Causar fatiga ocular
  • Dolor de cabeza
  • Estrés visual 
  • E irritación ocular

No juegues con la prevención visual

Ahora que ya sabemos que los videojuegos, siempre que no se abuse, no son malos para nuestros ojos, es posible que te preguntes cuánto es un uso moderado.

  • Aunque pueda sonar a cuando te dicen que lo recomendable es masticar entre 30 y 50 veces por bocado, no deberías exceder los 30 o 40 minutos de tiempo de juego al día. 
  • Y si vas a jugar mucho, haz descansos cada 20 o 30 minutos
  • Para mantener el ojo bien lubricado, recuerda parpadear a menudo
  • Si tienes sensación de sequedad o cuerpo extraño en el ojo, usa lágrimas artificiales
  • Evita los videojuegos con destellos luminosos
  • Mantén una distancia mínima de 45-60 centímetros respecto a la pantalla
  • Duerme entre 7-8 horas para un descanso óptimo. 
  • Recuerda ventilar la estancia con regularidad y no descuidar el ejercicio físico y la socialización.
5/5 - (2 votes)

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top