Saltar al contenido

Leyendas urbanas falsas sobre el uso de lentillas

08/06/2017

Todos los usuarios habituales de lentillas han escuchado alguna vez muchos de los mitos y leyendas urbanas que existen sobre el uso de lentillas. Porque, de la misma manera que desde pequeños nos explican que no es bueno juntar los ojos porque nos podemos quedar bizcos, también existen leyendas urbanas sobre las lentillas. A continuación, vamos a explicar (y desmontar) estos mitos falsos que no tienen ninguna base científica, pues las lentillas o lentes de contacto son una opción muy útil y eficaz para ayudar a compensar los problemas visuales.

¿Las lentillas se pueden perder detrás del ojo?

Uno de estos mitos dice que las lentillas se pueden perder detrás del ojo. La estructura del ojo es compleja, pero está muy bien protegido. Así una fina membrana cubre el ojo y conecta con el lado interior del párpado, impidiendo que la lentilla, o cualquier objeto que entre en el ojo, pueda pasar a la parte de atrás. Si la lentilla se mueve bajo el párpado acabará saliendo por sí sola.

¿Las lentillas se pueden quedar pegadas a los ojos?

Las lentillas no se pueden quedar pegadas a los ojos. Lo único que puede ocurrir es que el ojo se reseque y cueste sacar la lentilla, pero con lágrimas artificiales o algún colirio, se podrán retirar fácilmente.

Otros mitos sobre el uso de lentillas: ¿usarlas provoca el ojo seco?

Lo cierto es que la sequedad ocular es un problema habitual, pero ocurre tanto a los usuarios de lentes de contacto como a aquellos que no las usan. En la actualidad hay diferentes tipos de lentillas que reducen este problema, como las de bajo contenido de agua, las de hidrogel de silicona, o las lentillas diarias. Otras soluciones son el uso de gotas, las vitaminas para los ojos y mantener una rutina de limpieza.
El uso prolongado de las lentillas, unido a descuidar su rutina de limpieza, puede llegar a provocar infecciones oftálmicas, como la queratitis bacteriana, una infección de la córnea que se da durante los meses de verano principalmente. Para evitarlo es importante mantener las medidas de higiene, así como no bañarse con las lentillas puestas.

¿Las lentillas provocan heridas en los ojos?

Otra de las leyendas urbanas dice que las lentillas pueden causar heridas en los ojos. Pero, de la misma manera que con la sequedad ocular, el uso y la limpieza adecuados de las lentes evitan que puedan provocar heridas o úlceras en la córnea, así que es completamente seguro practicar deporte mientras usamos las lentillas de forma segura.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter