Saltar al contenido

¿Qué es la baja visión?

09/10/2019

Se puede decir que la baja visión es un defecto visual que limita la capacidad de observar claramente en tu día a día. Es importante aclarar que este impedimento no puede corregirse con gafas graduadas, lentillas o alguna cirugía.

La baja visión se puede determinar de muchas formas. Éstas varían dependiendo del diagnóstico que puede presentar el oftalmólogo. Existen algunas patologías específicas que no podrán corregirse. Pero se pueden tratar potenciando el resto de visión que le queda al paciente. Algunas de las más comunes son:

  • Baja visión: Se utiliza cuando se presenta una pérdida menor de la visión. Es cuando el individuo puede ser tratado de manera significativa con mucha ayuda y algún aparato que mejore la visión. 
  • Ceguera: Es cuando el paciente pierde por completo la visión y cuando deben utilizar técnicas sustitutivas aparte de la visión. 
  • Discapacidad Visual: Es cuando la anomalía evita que puedas realizar tareas visuales concretas. Uno de estos ejemplos puede ser leer. 
  • Visión Funcional: Se refiere a las personas que no pueden realizar las actividades de la vida diaria. 
  • Minusvalía Visual: Esta baja visión se utiliza cuando la persona se ve afectada en alguna participación social, por ejemplo, cuando se le elimina el carnet de conducir.
  • Deficiencia Visual: Este término es utilizado cuando se determina baja visión por la pérdida de algunas funciones visuales, como pueden ser la agudeza y el campo visual. Este tipo de pérdidas se pueden medir de forma cuantitativa hasta poder determinar una pérdida total.

La baja visión es una condición visual que suele tener algunos patrones peculiares que deben ser captados por el oftalmólogo. Y es necesario saber:

  1. Visión central: Es cuando se observa algo directamente. Es decir, observamos algo fijamente.
  2. Visión periférica: Es la utilizada para ver todo lo que nos rodea. Una de las enfermedades que primero afecta la visión periférica es el glaucoma. Así como algunos accidentes cerebrovasculares.
  3. Sensibilidad central: Si tienes problemas para visualizar los tonos de colores similares en objetos, como por ejemplo la leche en una taza blanca. Aunque este tipo de problemas suelen ocurrir en todas las deficiencias oculares.
  4. Percepción de profundidad: Suele ocurrir muy a menudo. Es la capacidad de poder acertar la ubicación de los objetos. Ocurre habitualmente con la altura de los escalones o cuando se cree que algo está cerca y en realidad está muy lejos.

Entre millones de personas alrededor del mundo que pueden presentar alguna anomalía visual, no todas son propensas a tener una baja visión. Una gran parte suele tener soluciones un poco más sencillas, como puede ser el utilizar gafas. También existen los que tienen mayor probabilidad de tener esta anomalía. Son aquellos que tienen estas patologías:

  • Cataratas
  • Glaucoma
  • Degeneración Macular (DMAE)
  • Miopía Magna
  • Retinosis pigmentaria o diabética
  • Personas con lesiones neurológicas
  • Personas con enfermedades congénitas

Soluciones para la baja visión

Es difícil pensar que pueden existir soluciones para la baja visión. Para el conocimiento de muchos, existen ayudas y dispositivos para la baja visión que fueron creados con el fin de ayudar en la realización de las actividades diarias de las personas afectadas. Después de consultar con su oftalmólogo, éste le podrá indicar qué utilizar para poder mejorar. Y así, mantener un poco sus actividades en su día a día. 

Entre los equipos que pueden brindar soluciones a la baja visión existen las pulseras inteligentes, tabletas, relojes inteligentes e indican el camino, lupas de patas, lupas de mano, lupas de pantalla, teléfonos inteligentes, audiolibros, entre otros.

Es importante aclarar que los pacientes que tengan otras patologías como miopía, presbicia o astigmatismo, cuya agudeza visual sea inferior a 1, quiere decir que existen posibilidades de poder recuperar el 100% de la vista mediante una corrección visual.

Beneficios

Gracias a la tecnología y los equipos que existen hoy en día para mejorar la baja visión, podrás realizar de forma un poco más favorable las siguientes actividades:

  • Con ayuda de alguno de los equipos podrás mejorar tu vida cotidiana. Y por tanto, realizar cosas como leer, ver televisión, cocinar, lavar, etc.
  • Éstas también te favorecen en la visualización de los colores. Ya que te ayudan a distinguirlos de una mejor forma, sin necesidad de preguntar o adivinar.
  • Evitarás los deslumbramientos cuando vayas caminando por zonas con mucha luz artificial. 

Se puede decir que la baja visión no se puede prevenir. Es simplemente una anomalía que puede presentarse durante la vida del ser humano. Sin embargo, cabe destacar que expertos han afirmado que se pueden aprovechar algunas zonas de la retina que se encuentren en mejor estado, para potenciarlas. De forma que se puedan seguir realizando actividades de la vida diaria. 

¿Qué van a decir en las pruebas? 

Es indispensable saber qué puede indicar una prueba visual para determinar si existe una baja visión. En este tipo de pruebas se miden estos factores:

  • Velocidad de lectura
  • Sensibilidad al deslumbramiento
  • Sensibilidad al contraste
  • Agudeza visual de cerca
  • Agudeza visual de lejos
  • Error de refracción
  • Acertamiento del color
  • Prueba de tareas de vida real

Las pruebas van a indicar que un paciente presenta una baja visión si existe una agudeza visual inferior a 0.3, o el campo visual es inferior a 30 grados de amplitud. Éstas, normalmente, le hacen saber al oftalmólogo que dependiendo de los resultados cuantitativos puede presentar una baja visión o una anomalía correctiva. 

Si se padece esta condición, suele ser una situación difícil de afrontar por la mayoría de las personas. Es necesario que se mantenga la calma y se pueda seguir escuchando al profesional que se está encargando del caso. Así, poder saber qué tratamiento se puede llevar a cabo y de esta forma solventar esta anomalía. 

Después de conocer los resultados de estas pruebas, suelen presentarse muchas preguntas por los pacientes a los que se les diagnostica la baja visión. Algunas de estas pueden ser: 

¿Puedo acudir a algún tratamiento para mejorar el problema?

¿Esta anomalía es estable o puede seguir avanzando hasta perder la vista?

¿Con esta condición puede calificar como una persona ciega?

¿Qué pudo haber causado mi pérdida de la visión?

¿Necesito algún equipo tecnológico en especial para poder mejorar?

¿Dónde puedo encontrar un equipo de profesionales que me realice las pruebas? 

En Medical Óptica Audición podrás encontrar un equipo de profesionales que te brinden la confianza para realizarte estas pruebas. Al final, darte una noticia que quizás no esperabas es complejo. Sin embargo, tienes a tu alcance los centros de Medical Óptica Audición, localizados en ciudades como Bilbao o Vitoria-Gasteiz. Ciudades donde son expertos en el seguimiento de lo que conlleva el proceso de la baja visión. 

Puedes dirigirte a cualquier centro de Medical Óptica Audición a informarte. Lo importante es realizarte las pruebas. Si necesitas continuar el proceso correspondiente, podrás hacerlo en Bilbao (Ercilla, 28) o Vitoria-Gasteiz (La Paz, 27-29). Estas tiendas cuentan con gabinetes específicos para brindar una buena atención en baja visión. Muchas personas que padecen baja visión suelen no vivir cerca de estas zonas indicadas. Para ellos está la opción de que enviemos un equipo especializado de ópticos a ciudades como Pamplona, Donostia o Burgos. Estos realizarán un seguimiento correcto para mantener vigilado el avance de la anomalía. 

Algunos de los pasos realizados en el examen

Todos los centros de Medical Óptica Audición te ofrecen una sesión de diagnóstico. La cual realiza un óptico-optometrista. En esta parte se visualizarán y determinarán los siguientes puntos: 

  • Primero se realizará un examen visual específico. Esto es para determinar si en realidad padece de baja visión u otros defectos visuales. 
  • De padecer alguna anomalía, se va asignar un tratamiento especialmente para el afectado. Siempre teniendo en cuenta las actividades diarias y las necesidades que tenga el mismo de poder observar su entorno a diario. 
  • Se dará una breve explicación, sobre en qué consiste el tratamiento. Se asignará un plan de mejora y un plan de seguimiento para evitar realizar el tratamiento en vano por algunas semanas y no funcione como se espera. Siempre deben existir mejoras cuando se asigna un tratamiento. 
  • Se le facilitan al paciente todas las recomendaciones sobre cómo llevar este caso de forma saludable, sin que tenga consecuencias mayores. 

Conclusión

Esta anomalía es imposible de evitar. Un número creciente de personas suele padecer de discapacidad visual a medida que envejecen. Existen muchos tipos de tratamientos para poder mantener una visión de un 40% a 60%, tras padecer de una baja visión. Lo más importante es diagnosticar la patología que estás padeciendo. De esta forma poder tener un cuidado previo y dar atención a la misma. 

El diagnóstico de éstas suele ser un poco fuerte, ya que no es sencillo que te digan que tienes baja visión. Y que más adelante puedas dejar de ver todo a tu alrededor. Visita a tu oftalmólogo de confianza a tiempo, y acércate a Medical Óptica Audición para realizarte tus exámenes y posteriormente iniciar un tratamiento. 


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter