Saltar al contenido

Lentillas para niños y sus problemas oculares más frecuentes

25/10/2017

El inicio del curso escolar es el momento perfecto para detectar posibles problemas visuales en niños y encontrar una solución visual que ayude a mejorar su calidad de vida.

¿Cuáles son los problemas oculares más frecuentes en niños?

  • Con miopía, en lugar de enfocar la imagen en la retina, se hace delante de la misma, por lo que el ojo ve mal de lejos.
  • La hipermetropía provoca lo contrario, es decir, se ve mal de cerca y con algunas imperfecciones de lejos, pues el enfoque de las imágenes se lleva a cabo detrás de la retina.
  • El estrabismo produce una imagen duplicada que el cerebro excluye, utilizando solo la que ha captado el ojo sano. Está causado por la desviación de uno de los ojos, el cual, en lugar de mirar hacia delante, mira hacia la nariz (el más frecuente), hacia el exterior, hacia arriba o hacia abajo.
  • La ambliopía es más conocida como ojo vago o perezoso y está provocada porque el niño no utiliza un ojo defectuoso (a causa del estrabismo o la refracción).
  • El astigmatismo es el defecto de refracción que deforma los contornos de las imágenes, cercanas y lejanas, que se produce por alteraciones en la curvatura del ojo.

Las lentillas para niños pueden frenar la progresión de la miopía

Se calcula que el 25% de los niños de 13 años son miopes, una cifra que aumenta hasta el 45% entre la población universitaria. Para los niños que van a desarrollar unos niveles altos de miopía (por ejemplo -6.00D o más), una reducción en la progresión de la miopía podría significar no solo una prescripción de menos dioptrías, sino también una menor posibilidad de presentar en un futuro enfermedades como glaucoma o desprendimiento de retina.
Así pues, es clave detectar y detener la progresión en edades tempranas. Los antecedentes familiares, la edad de aparición y el estilo de vida (está demostrado que los niños que pasan más tiempo al aire libre tienen menos probabilidades de desarrollar miopía), son los principales factores de riesgo a la hora de padecer esta patología.
Las lentes de contacto no sólo corrigen la visión, sino que aportan comodidad y libertad de movimiento. En el mercado existen lentillas específicas destinadas a frenar el crecimiento de la miopía en niños y adolescentes con una probabilidad de éxito de entre un 43% y 59%, según diversos estudios recientes.
¿Tú hijo padece miopía o presenta algún síntoma de pérdida visual? Pide cita en Medical Óptica Audición y pregúntanos por este tratamiento.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter