Saltar al contenido

Cómo ponerse los auriculares para no dañar el oído

29/05/2017

Nuestros oídos no están preparados para soportar los sonidos a altos volúmenes, de hecho, a más de 80 decibelios empiezan a producirse daños auditivos. Una práctica habitual es la de utilizar auriculares mientras realizamos ejercicio, paseamos o al hacer diversas actividades, y su uso continuado a volumen intenso puede ocasionar la pérdida progresiva, e incluso permanente, de la capacidad auditiva. Para evitar dañar nuestros oídos es necesario conocer cómo ponerse los auriculares, ya que no solo utilizarlos con un volumen elevado puede provocar daños en nuestro sentido de audición.

Consejos para el uso de los auriculares

Existen diferentes tipos de auriculares y, lo primero que debemos saber es que los de diadema son mucho mejores que los que se introducen en el oído, ya que el impacto del sonido es mayor al insertarlos en el canal auditivo. Además, tirar del cable de estos auriculares, a la hora de quitarlos, puede provocar molestias en el tímpano, por lo que debemos girarlos y sacarlos con cuidado.
También es recomendable elegir aquellos auriculares que protegen del ruido externo, ya que además de mejorar la calidad de lo que escuchamos evitan que tengamos que subir el volumen cuando estamos en un entorno ruidoso.
Otro consejo a tener en cuenta, de cómo ponerse los auriculares, es que debemos mantener el volumen por debajo del 70% del máximo que permite el dispositivo que estemos usando y que no debemos usar los auriculares más de una hora seguida. En caso de querer seguir usando los auriculares, debemos hacer un descanso de cinco minutos para evitar daños.
Un último consejo, para saber cómo ponerse los auriculares, es que no debemos compartirlos con otra persona, ya que las bacterias que se encuentran en su interior pueden provocar infecciones.
Si al quitarnos los auriculares sentimos una especie de zumbido es una señal de que podemos estar sufriendo fatiga auditiva. Si esta fatiga auditiva se repite de manera frecuente debemos consultar con el médico para evitar lesiones permanentes


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter