Saltar al contenido

¿Cómo se transmite el sonido hasta nuestro sistema auditivo?

21/07/2016

Cuando tocamos las cuerdas de una guitarra, las partículas de aire que las rodean comienzan a vibrar, propagando por el aire una sucesión de separaciones y compresiones de las partículas, lo que produce las ondas sonoras. ¿Y cómo se transmite el sonido hasta nuestro sistema auditivo?
El sonido es una onda longitudinal que se propaga a través de un medio material, que puede ser gaseoso, líquido o sólido. En función del material por el que se propaga cambiará su velocidad, así la velocidad del sonido es mayor en los sólidos, después en los líquidos y por último en los gases. Esto se debe a la densidad de las partículas ya que, cuanto más cerca estén permitirá una mayor velocidad. Si la velocidad del sonido en el aire es de 343 m/s, en el agua ronda los 1500 m/s, y en el vidrio alcanza los 5190 m/s.

Cómo se transmite el sonido por vía ósea

Como el sonido se propaga a mayor velocidad a través de un medio sólido, si mordemos la guitarra y nos tapamos los oídos, al tocar las cuerdas, las ondas sonoras viajarán a través de la madera, pasarán a nuestros dientes, y al hueso de la mandíbula, para llegar finalmente hasta nuestro sistema auditivo. Otro ejemplo es el ruido que escuchamos cuando masticamos un trozo de pan duro, mientras que apenas notamos algo si hace lo mismo alguien que se encuentre a nuestro lado.
Cuando Beethoven se quedó sordo podía oír el piano apoyando el extremo de una varilla de madera, o un bastón, sobre el instrumento y sujetando el otro extremo entre sus dientes. Las personas sordas, que conservan el oído interno, son capaces de bailar ya que, a través del suelo y de sus huesos, las ondas sonoras llegan hasta sus nervios acústicos.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter