Cuidados y mantenimiento de tus lentillas

¿Qué precauciones debo tener con las lentillas?

El uso de lentillas nos permite ampliar nuestro campo de visión. Nos dota de mejor perspectiva de los objetos y nos da mayor seguridad a la hora de realizar tareas comunes. Es posible que haya ocasiones en las que hasta se nos olvide que las llevamos puestas. Aun así, debemos evitar las siguientes acciones:

  • No debemos usar productos de aerosol que puedan ensuciarlas mientras están puestas. Si esto sucede, quítate cuanto antes la lentilla y solicita una consulta con uno de nuestros profesionales, para que valore el estado de la lente y del ojo si fuese necesario.
  • Recuerda no nadar con las lentillas puestas, ya que puede irritar el ojo y, además, podría ocasionar una pérdida de las lentillas. Si te sucede en una piscina o en el mar, es común no encontrarla. Acéptalo y la próxima vez recuerda no hacerlo.
  • No toques las lentillas con las uñas, ya que se pueden dañar. Evita rupturas que puedan afectar al ojo en la colocación.


  • No utilices utensilios para sacar las lentillas del estuche. Es vital para su conservación: recuerda que son muy frágiles y se pueden rozar con otros objetos.
  • Consulta con el óptico antes de cambiar a otro producto de limpieza.
  • Recuerda realizar revisiones periódicas para que no haya rozaduras en el globo ocular que a simple vista no se detecten.
  • Evita desplazar la lentilla dentro del ojo. Siempre debe ser extraída del ojo de manera correcta, tratarla para su limpieza si fuese necesario y nunca mover la lentilla dentro del ojo.
  • Mantenlas siempre limpias y desinfectadas: esto es imprescindible para su correcto mantenimiento.
  • Recuerda que las lentillas son de uso externo y temporal. Eso significa que no debes llevar las lentillas puestas más tiempo de lo aconsejado.
  • Respeta las fechas de conservación que aparecen en el exterior del envase. Es necesario reemplazar las lentillas tras su caducidad.
  • Lávate las manos antes de manipular las lentillas. Esto evitará que  gérmenes y patógenos ensucien la lente y, de manera directa, contagien tu ojo.
Estos consejos de uso son los imprescindibles para una correcta conservación de las lentillas. Si tienes cualquier consulta contacta con tu centro más cercano de Medical Óptica Audición