Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto ocular que se produce porque el ojo afectado es más pequeño de lo normal, o porque la córnea es demasiado plana. Esto provoca que la luz no se refracte debidamente en la retina y que las imágenes se formen detrás de ella.

Imagen Como Afecta 1
Imagen Como Afecta 2

¿Cómo me afecta?

Si padeces hipermetropía, notarás una visión borrosa de cerca cuando el ojo está en reposo; aunque sea posible que, con esfuerzo, puedas ver la imagen correctamente.

Causas

La hipermetropía puede surgir por una predisposición genética, por lo que hay que mostrar una especial atención cuando haya antecedentes hereditarios. Además, la hipermetropía también puede generarse a causa de una anatomía del ojo irregular.

Evolución

Todos los niños suelen nacer con este defecto visual, que va remitiendo poco a poco con los años. Si a partir de la adolescencia se sigue viendo borroso de cerca, suele padecerse de por vida, sin evolución.

Corrección de la Hipermetropía

La Hipermetropía se puede tratar mediante:

Consejos

  • Evita la fatiga visual y el estrés, descansando la vista durante 10 ó 15 segundos de vez en cuando; sobre todo mientras realizas actividades que exijan gran esfuerzo visual (lectura, pantallas…).
  • Manten una alimentación rica en vitaminas A y C.
  • Realiza técnicas de relajación.
  • Realiza chequeos de la salud visual, al menos uno anual para las personas menores de 12 años, y uno cada dos años en las personas mayores de 12.

Explicación técnica

La hipermetropía es un defecto del ojo que se debe a que es más pequeño de lo normal. Esto produce una falta de curvatura del cristalino que hace que, en reposo, las imágenes de los objetos se formen después de llegar a la retina y, por lo tanto, se empiece a ver mal de cerca.