Glaucoma

El glaucoma es una patología causada por el incremento de la presión intraocular (también conocida por las siglas PIO) a causa de la imposibilidad del humor acuoso, líquido transparente encargado de nutrir el globo ocular, de renovarse de manera normal; dañando así el nervio óptico y pudiendo provocar una pérdida de visión. Tiene carácter degenerativo y es una de las principales causas de ceguera durante la edad adulta.

Imagen Como Afecta 1
Imagen Como Afecta 2

¿Cómo me afecta?

El glaucoma puede provocarte una pérdida progresiva de la visión lateral, lo cual va reduciendo poco a poco el campo visual. Esto genera la conocida como "visión túnel", que hace que solo puedas ver de forma nítida la parte central de tu campo visual. Además, también puede producir molestias oculares y visión borrosa de forma ocasional.

Causas

El glaucoma podría aparecer a causa de disponer de antecedentes hereditarios, o a consecuencia de una presión ocular alta.

Evolución

De no tratar el glaucoma a tiempo, podría evolucionar hasta causar ceguera.

Corrección de la Glaucoma

La Glaucoma se puede tratar mediante:

Consejos

  • Sigue con rigor las pautas encomendadas por el especialista en cuanto a la medicación oftálmica.
  • Realiza revisiones periódicas de salud visual; al menos una anual si la presión intraocular está controlada, y trimestralmente si la presión intraocular presenta variaciones.

Explicación técnica

El glaucoma es una enfermedad ocular degenerativa que está causada por un incremento de la presión en el ojo (presión intraocular). Dentro del ojo existe un líquido similar al agua que se renueva de manera constante. Si este no es capaz de renovarse, aumentará la presión intraocular y dañará el nervio óptico. Es una de las principales causas de ceguera.