Cómo limpiar los audífonos de forma correcta y segura

Cómo limpiar los audífonos de forma correcta y segura

Limpiar los audífonos y realizar un mantenimiento de forma periódica es muy importante a la hora de que su rendimiento sea óptimo y así poder oír mejor. Además, conseguirás alargar la vida útil de tus audífonos si los limpias de manera correcta y segura.


Cómo limpiar un audífono de auricular externo


La limpieza diaria de tu audífono es muy importante. Para la correcta limpieza de este tipo de audífonos necesitarás una gamuza, un cepillo, anticerumen y un frasco deshumidificador. Te explicamos los sencillos pasos de cómo hacerlo:

  • Paso 1: Comprueba si tu audífono tiene cera o suciedad, sobre todo en la parte inferior y cerca de los micrófonos.
  • Paso 2: Utiliza una gamuza seca y el cepillo para eliminar la cera y la suciedad.
  • Paso 3: Si todavía ves cera en el auricular, cambia la válvula anticerumen de la siguiente manera. Primero, extrae la cápsula del auricular. Después, extrae la válvula anticerumen usada con el lado correspondiente de la herramienta de extracción. Tras esto, da la vuelt aa la herramienta para insertar la nueva válvula anticerumen en el auricular. Por último, coloca la cápsula cuidadosamente.
  • Paso 4: Si no estás usando el audífono, deja el portapilas abierto para que se evapore la humedad. A la hora de secar el audífono, quita la pila. Usa el recipiente para secado durante toda la noche y así conseguirás extraer la humedad.
¡Ya estás preparado para disfrutar de un gran día!


Cómo limpiar un audífono BTE con molde clásico


Para realizar la limpieza correctamente, necesitarás una gamuza, un cepillo, un frasco deshumificador, una pera sopladora y un frasco con pastillas limpiadoras. Los pasos a seguir son muy sencillos:

  • Paso 1: Comprueba si tu audífono tiene cera o suciedad, sobre todo en la parte inferior de la cápsula y/o cerca de los micrófonos.
  • Paso 2: Utiliza una gamuza seca y el cepillo para eliminar la cera y la suciedad.
  • Paso 3: Usa el gancho metálico limpiador para eliminar cualquier resto de cera o suciedad del extremo del molde. Introduce el limpia venting en el venting del molde para eliminar la cera y la suciedad.
  • Paso 4: Retira el molde del audífono. Rellena de agua el recipiente para lavado de moldes e introduce una pastilla limpiadora. Coloca el molde en la rejilla e introdúcela en el recipiente para limpieza de moldes. Espera entre 15-20 minutos.
  • Paso 5: Saca la rejilla con el molde del frasco de lavado y aclara el molde con agua. Seca el molde con un paño limpio. Usa la pera sopladora para eliminar la humedad del tubo y del venting.
  • Paso 6: Vuelve a poner el tubo en el audífono insertándolo y presionándolo en el codo.
  • Paso 7: Si no estás usando el audífono, deja el portapilas abierto para que se evapore la humedad. A la hora de secar el audífono, quita la pila. Usa el recipiente para secado durante toda la noche y así conseguirás extraer la humedad.

Cómo limpiar un audífono con tubo fino


Es muy importante que tus audífonos siempre se encuentren limpios. Esto alargará la vida útil de los mismos y te permitirá oír mejor. Para ello solo necesitas una gamuza, un cepillo, un hilo limpiador y un frasco deshumificador. Los pasos son:

  • Paso 1: Comprueba si hay cera o suciedad en tu audífono. Importante fijarse en la parte infrerior de la cápsula y cerca de los micrófonos.
  • Paso 2: Utiliza una gamuza seca y el cepillo para eliminar la cera y la suciedad.
  • Paso 3: Si quedaran restos de cera en el tubo fino, utiliza el hilo limpiador. Gira el tubo en sentido contrario a las agujas del reloj para separarlo del audífono. Introduce el hilo limpiador completamente dentro del tubo fino y seguido vuelve a enroscar el tubo fino en el audífono.
  • Paso 4: Si no estás usando el audífono, deja el portapilas abierto para que se evapore la humedad. A la hora de secar el audífono, quita la pila. Usa el recipiente para secado durante toda la noche y así conseguirás extraer toda la humedad. 

Cómo limpiar un audífono hecho a medida


La limpieza y mantenimiento de audífonos es muy fácil y en menos de 15 minutos los podrás tener listos para su utilización. Solo necesitas una gamuza, un cepillo y limpiador de venting, anticerumen y un frasco deshumificador. Los pasos son:

  • Paso 1: Comprueba si el audífono tiene algún tipo de suciedad o cerumen. Es importante fijarse en la parte inferior de la cápsula y alrededor de los micrófonos.
  • Paso 2: Utiliza una gamuza seca y el cepillo para eliminar la cera y la suciedad.
  • Paso 3: Introduce el útil limpiador en el venting para continuar eliminando restos de suciedad o cerumen.
  • Paso 4: Revisa cada día la válvula anticerumen. Si está sucia, cámbiala. Para ello, solamente tienes que extraer la válvula anticerumen usada con el lado correspondiente de la herramienta de extracción. Da la vuelta a la herramienta para insertar la nueva válvula anticerumen en el auricular.
  • Paso 5: Si no estás usando el audífono, deja el portapilas abierto para así poder evaporarse la humedad. A la hora de secar el propio audífono, quita la pila. Usa el recipiente para secado durante toda la noche para extraer la humedad.